Gente de la Safor

Bienvenidos a Spain News Today.

La Zona de Libre Comercio Continental Africana abre una nueva era de posibilidades para el comercio africano

La Zona de Libre Comercio Continental Africana abre una nueva era de posibilidades para el comercio africano

Desde la época colonial, el comercio africano ha estado dominado por la exportación de bienes a países más desarrollados fuera del continente. Materias primas como el petróleo de Angola, el litio de la República Democrática del Congo y el cobre de Zambia se transforman en productos de mayor valor en Europa, Asia y América del Norte.

Con una capacidad limitada para transformarlo en productos terminados, los países africanos salen perdiendo: productores de cacao como Costa de Marfil y Ghana capturan menos del 7% del valor de la industria mundial del chocolate de 120 mil millones de dólares. En 2021, Nigeria, uno de los mayores exportadores de petróleo crudo de África, importó productos refinados del petróleo por valor de 11.300 millones de dólares de países como los Países Bajos y Bélgica.

Mientras tanto, el comercio intraafricano es bajo. En 2017, el comercio con otros países africanos representó el 16,6% de las exportaciones totales de los países africanos, mientras que la cifra comparable en Europa fue del 68,1%.

A medida que el comercio se desplazaba a través del mar hacia Europa, Asia y América del Norte, la infraestructura vial y ferroviaria del continente permaneció relativamente subdesarrollada, lo que hizo que el comercio intraafricano fuera lento y costoso. Además, la integración comercial en todo el continente africano se ha visto limitada durante mucho tiempo por una infraestructura fronteriza obsoleta, un mosaico de regulaciones diferentes en docenas de mercados y barreras comerciales erigidas para defender a las industrias contra la competencia regional.

El Área de Libre Comercio Continental Africana (AfCFTA) es un ambicioso acuerdo comercial que tiene como objetivo transformar esta situación transformando a África en la zona de libre comercio más grande del mundo. Cuando se implemente plenamente, creará un mercado único de bienes y servicios para alrededor de 1.300 millones de personas en toda África, con un PIB total de alrededor de 3,4 billones de dólares.

Artículos relacionados

La Unión Africana tomó la decisión de trabajar para establecer un mercado continental de bienes y servicios en 2012. Las negociaciones sobre la Zona de Libre Comercio Continental Africana comenzaron en 2015, y 44 de los 55 estados miembros de la UA firmaron el acuerdo en Kigali, Ruanda. El 21 de marzo de 2018. El único país que aún no ha firmado es Eritrea.

READ  África necesita 424.000 millones de dólares para recuperarse del impacto del Covid-19

En palabras de Wamkele Myeni, jefe de la Secretaría de la Zona de Libre Comercio Continental Africana –institución responsable de coordinar la implementación del acuerdo–, el AfCFTA brinda a África “una nueva oportunidad para alejar sus relaciones económicas de la dependencia de donantes externos, acreedores extranjeros y fondos excesivos”. «Basado en productos básicos, marcando el comienzo de una nueva era económica centrada en la cooperación autosuficiente, una integración más profunda y niveles más altos de comercio intraafricano».

En un informe de 2020, el Banco Mundial estimó que en el marco de la Zona de Libre Comercio Continental Africana, el volumen de las exportaciones totales aumentaría aproximadamente un 29% en comparación con lo habitual para 2035. Las exportaciones entre los continentes aumentarían en más del 81%, mientras que las exportaciones a países no africanos aumentarían. Los estados aumentarán un 19%.

En mayo de 2019, el número de países que habían ratificado el tratado excedía el umbral de 20 estados requerido para que entrara en vigor; El número asciende ahora a 47. Sin embargo, si bien el comercio en el marco de la Zona de Libre Comercio Continental Africana comenzó oficialmente el 1 de enero de 2021, el comercio significativo solo ha comenzado en ocho países (vea abajo). La implementación es un proceso continuo y pasarán años antes de que el AfCFTA alcance su máximo potencial.

Aún quedan muchas cuestiones por resolver

Las negociaciones sobre el Área de Libre Comercio Continental Africana se llevaron a cabo en tres fases. La primera fase se completó con la ratificación del Acuerdo sobre la Zona de Libre Comercio Continental Africana, que estuvo acompañada de protocolos sobre comercio de servicios y bienes y solución de diferencias. Esto sentó las bases para el inicio del libre comercio, pero aún quedan muchos detalles por resolver.

Por ejemplo, los países se han comprometido a eliminar los aranceles sobre el 97% de los bienes y servicios producidos por los estados miembros, y el 90% de ellos se eliminarán en cuotas iguales durante cinco años en las economías más avanzadas y durante 10 años en las economías menos desarrolladas. Los países deben presentar sus propuestas de cronogramas de reducción arancelaria para negociación, pero varios aún no lo han hecho, incluida Nigeria, la economía más grande de África.

Las barreras no arancelarias –barreras al comercio que adoptan una forma distinta a los aranceles o aranceles– están prohibidas en virtud del Tratado de Libre Comercio Continental Africano, pero eliminarlas será un proceso largo. Los comerciantes pueden presentar quejas en línea sobre barreras no arancelarias al Mecanismo Continental de Barreras No Arancelarias, desde donde serán transferidas a los funcionarios gubernamentales encargados de eliminarlas, pero hasta ahora se han presentado muy pocas quejas.

READ  La pobreza y la corrupción encabezan las celebraciones del Primero de Mayo, dice ZCTU

Las normas de origen del Protocolo sobre el Comercio de Bienes y Servicios también han demostrado ser un punto conflictivo. Las reducciones arancelarias se aplican sólo a bienes producidos en los estados miembros, pero surge la ambigüedad cuando los productos contienen insumos de estados no miembros de la AFCFTA, por lo que se debe llegar a un acuerdo sobre qué bienes son elegibles. Algunos países, como Nigeria, han adoptado una postura más conservadora a este respecto para proteger las industrias emergentes, mientras que otros, como Mauricio, que puede beneficiarse de acuerdos comerciales con China sobre textiles y prendas de vestir, buscan una interpretación más liberal.

Las negociaciones de la fase II condujeron a la adopción de proyectos de protocolos sobre derechos de propiedad intelectual, inversión y política de competencia en febrero de 2023. El Protocolo de Competencia requerirá que varios países promulguen leyes para promover una competencia sana y será supervisado por la Autoridad de Competencia del AfCFTA. Aún no se ha negociado otro protocolo sobre las mujeres y los jóvenes en el comercio y abordará las barreras específicas que enfrentan estos grupos a través de compromisos legalmente vinculantes.

Las negociaciones para la tercera fase del Protocolo de Comercio Digital aún están en curso. La Secretaría del AfCFTA incorporó recientemente comentarios de Estados Partes y Estados no Partes en el segundo borrador del Protocolo. Contiene secciones sobre acceso al mercado para productos digitales, marcos sólidos de gobernanza de datos y un enfoque en la inclusión digital con nuevos artículos orientados a la seguridad en línea, la promoción del emprendimiento digital y el impulso hacia la mejora de las habilidades digitales.

Comienza el comercio con propósito

En octubre de 2022, se lanzó la Iniciativa de Comercio Dirigido para permitir un grado de libre comercio significativo entre países que cumplieran con los requisitos mínimos y probar el entorno operativo, institucional, legal y de políticas comerciales de la Zona de Libre Comercio Continental Africana. En la conferencia participan ocho países (Camerún, Egipto, Ghana, Kenia, Mauricio, Ruanda, Tanzania y Túnez). Estaba previsto que Nigeria se uniera en agosto de 2023, pero en el momento de redactar este informe todavía no podía cumplir con todos los requisitos.

READ  Los posibles sucesores de Johnson enfrentan una larga carrera para convertirse en el próximo primer ministro del Reino Unido

Otros avances importantes incluyen el lanzamiento del Sistema Africano de Pagos y Liquidaciones en 2021, que ha ayudado a simplificar el comercio transfronterizo. Es una plataforma continental para procesar, compensar y liquidar pagos intraafricanos, diseñada para permitir a individuos, empresas y gobiernos realizar pagos transfronterizos instantáneos en más de 40 monedas africanas diferentes, reduciendo así la necesidad de tener acceso a dólares estadounidenses. . .

En marzo pasado se lanzó el Fondo de Ajuste del Área de Libre Comercio Continental Africana, cuyo objetivo es ayudar a los países africanos y al sector privado a adaptarse a las nuevas condiciones comerciales. El fondo de 10 mil millones de dólares ayudará a mitigar los posibles impactos negativos de la pérdida de ingresos por los aranceles y abordará el déficit de infraestructura que está obstaculizando la implementación del Área de Libre Comercio Continental Africana.

Involucrar al sector privado

“Los importantes logros alcanzados en el marco del Área de Libre Comercio Continental Africana en un período de tiempo relativamente corto son un testimonio de la voluntad política, la fuerza de la cooperación y la visión compartida de la política africana.

Pero también destacó que la Zona de Libre Comercio Continental Africana no lograría ningún éxito sin la participación del sector privado, que se estima representa alrededor del 80% de la producción y emplea al 90% de la población en edad de trabajar.

«Por lo tanto, es crucial que reciban el apoyo necesario para tener un impacto transformador significativo en el continente», añadió.

Ruanda la nueva era mencioné recientemente En café Ejiri. Es una pequeña empresa exportadora propiedad de mujeres que compra a una cooperativa de café de mujeres y fue la primera empresa en exportar productos del país en el marco de la Iniciativa de Comercio Dirigido.

La propietaria de la empresa, Brigitte Harrington, notó algunos problemas con la certificación, pero aumentó su negocio. Ella dijo al periódico: «Ciertamente, el acuerdo es un éxito».