Gente de la Safor

Bienvenidos a Spain News Today.

Village Rhapsody: las toallas sanitarias deberían ser tan gratuitas como los condones

Village Rhapsody: las toallas sanitarias deberían ser tan gratuitas como los condones

El acceso a productos menstruales e instalaciones de higiene sigue siendo un problema apremiante en Zimbabue, particularmente en las áreas rurales, donde las mujeres enfrentan la carga de la pobreza menstrual.

Los altos precios de las toallas sanitarias tienden a empujar a las niñas a dejar la escuela en áreas remotas.

La pobreza menstrual es un problema complejo que afecta a muchas mujeres y niñas en las zonas rurales de Zimbabue.

Los productos menstruales, como compresas y tampones, pueden ser costosos y de difícil acceso en las zonas rurales.

El costo de las toallas sanitarias está obligando a algunas familias pobres a concentrarse en comprar alimentos en lugar de productos sanitarios en un momento en que la inflación se dispara en Zimbabue.

Según los resultados de la subasta semanal de divisas del banco central, Zimdollar ahora se cotiza oficialmente a 1888 por dólar estadounidense, frente a 1404 hace dos semanas.

Actualmente se cotiza a más de $ 3,500 por dólar estadounidense en el mercado paralelo de uso común.

El informe del Banco Mundial afirma que alrededor de 500 millones de personas en todo el mundo carecen de productos menstruales básicos y baños sanitarios para usar durante sus ciclos menstruales.

El ciclo de la llamada «pobreza del período» se ve exacerbado en gran medida por la falta de asequibilidad y accesibilidad de los productos mensuales, así como por la vergüenza de la comunidad y otras causas sociales.

Muchas niñas en las zonas rurales de Zimbabue no asisten a la escuela debido al estigma de la menstruación y la falta de saneamiento.

La menstruación sigue siendo un tema del que no se habla en muchas sociedades, lo que dificulta que los primeros adolescentes reciban conocimientos sobre los problemas de salud menstrual.

READ  Revisión del plan de estudios en progreso – FBC News

La pobreza del período necesita un enfoque integral.

La provisión de ropa sanitaria es un aspecto importante de la salud y la higiene públicas, y es especialmente importante para las mujeres y las niñas.

La falta de acceso a productos saludables puede tener impactos negativos significativos en su salud, educación y bienestar general.

En las zonas rurales, donde el acceso a los servicios básicos suele ser limitado, la necesidad de intervención del gobierno para proporcionar ropa sanitaria se vuelve aún más importante.

En muchas áreas rurales, las mujeres y las niñas enfrentan desafíos importantes para obtener productos de salud asequibles y seguros.

La falta de disponibilidad de ropa sanitaria puede provocar problemas de salud, incluidas infecciones y otras complicaciones.

También puede hacer que las niñas falten a la escuela durante sus ciclos menstruales, lo que podría tener efectos a largo plazo en su educación y oportunidades futuras.

Por lo tanto, la provisión de ropa sanitaria es un problema crítico de salud pública, y es responsabilidad de los gobiernos garantizar que sus ciudadanos tengan acceso a productos esenciales de salud e higiene.

Los gobiernos pueden desempeñar un papel fundamental para abordar estos problemas al proporcionar fondos para el desarrollo y la distribución de ropa sanitaria, trabajar con las comunidades para crear conciencia sobre la salud menstrual y promover políticas que respalden las necesidades de las mujeres y las niñas.

Desde entonces, algunos activistas de género han pedido la distribución gratuita de toallas sanitarias en lugar de condones.

Sin embargo, los condones y las toallas sanitarias gratuitos son esenciales para la seguridad y la educación de las niñas y las mujeres.

READ  Ramaphosa elogia bloque de África Occidental por movimiento antigolpista

Por lo tanto, los condones deben permanecer libres y las toallas sanitarias deben permanecer libres.

En general, la provisión de ropa sanitaria es un paso importante para promover la igualdad de género y garantizar que todos los ciudadanos tengan acceso a servicios básicos de salud e higiene.

En las áreas rurales, donde el acceso a estos servicios puede ser limitado, es especialmente importante que los gobiernos tomen medidas para abordar estos problemas y garantizar que las mujeres y las niñas puedan vivir vidas saludables y dignas.

La recaudación de fondos para proporcionar toallas sanitarias a las niñas debería ser una tarea nacional obligatoria.

El hecho de que ninguna chica deba faltar a clase porque no puede pagar las toallas hace que este sea un negocio respetable.

* Evans Mathanda es periodista y profesional del desarrollo que escribe a título personal. Para comentarios, envíe un correo electrónico: [email protected] o llame al 0719770038 y Twitter @EvansMathanda19


Comparte este artículo en las redes sociales