Gente de la Safor

Bienvenidos a Spain News Today.

¿Por qué el compromiso de Etiopía con la unidad africana le otorga un asiento permanente en la Unión Africana?

¿Por qué el compromiso de Etiopía con la unidad africana le otorga un asiento permanente en la Unión Africana?

La prestigiosa sede de la Unión Africana se encuentra orgullosamente en Addis Abeba, Etiopía, desde la fundación de la organización hace más de medio siglo. Desde sus relucientes edificios situados en lo alto de la ciudad, la Unión Africana ha orquestado el ascenso de África en el escenario mundial y ha liderado los esfuerzos para hacer realidad la visión de un continente unido y próspero.

Sin embargo, han surgido llamadas recientes que cuestionan si esta casa histórica sigue siendo la ubicación correcta a medida que surgen nuevos desafíos.

En un artículo redactado enérgicamente, un comentario reciente publicado en la revista Modern Diplomacy pedía trasladar la sede de la Unión Africana de su actual sede en Addis Abeba, Etiopía. Esta propuesta no tiene en cuenta adecuadamente los fundamentos históricos y estratégicos para situar a la UA en su situación actual.

Lo que falta ahora es una apreciación del papel central que jugó Etiopía en la liberación de África y de por qué se eligió Addis Abeba como sede de la Unión Africana en primer lugar. La transición requiere una consideración cuidadosa de estos factores más profundos, no una reacción airada ante los desafíos de corto plazo.

Etiopía ha pagado un alto precio en sus esfuerzos por apoyar los movimientos independentistas en África y ayudar a sentar las bases de la cooperación africana. Como único país africano que repelió la invasión colonial europea en la batalla de Adwa en 1896, Etiopía se convirtió en un símbolo de resistencia a la dominación extranjera en todo el continente.

En las décadas siguientes, Haile Selassie abrió las fronteras de Etiopía a los nacionalistas africanos exiliados de toda la región, brindándoles refugio para planificar sus luchas. Figuras como Kwame Nkrumah de Ghana y Julius Nyerere de Tanzania recibieron ayuda y orientación en Addis Abeba. Etiopía también contribuyó con tropas para ayudar a liberar del dominio colonial regiones como Tanzania, Zimbabwe, Mozambique y Angola.

READ  Trump News Today: Informe sobre el nombramiento de Trump de la 'islamófoba' Laura Loomer provoca una furiosa disputa con Marjorie Taylor Greene

Cuando llegó el momento de crear un organismo africano unificado, los líderes reconocieron acertadamente las dedicadas contribuciones de Etiopía al ubicar la sede de la Organización de la Unidad Africana en Addis Abeba en 1963.

Lejos de ser una elección arbitraria, reconoció a Etiopía como el hogar espiritual del patriotismo y la independencia africanos. Etiopía ha seguido siendo sede de la Unión Africana desde que reemplazó a la Organización de la Unidad Africana en 2002, incurriendo en costos significativos pero sin obtener a cambio ningún privilegio económico o político especial. Actuar ahora sin una consideración seria insultaría los sacrificios de Etiopía y socavaría las motivaciones de los miembros fundadores de estas instituciones.

Si bien Etiopía enfrenta desafíos internos y externos, su gobierno sigue firmemente comprometido con los ideales y actividades africanos. El Primer Ministro Abiy Ahmed ha invertido mucho en mediar en conflictos en toda la región y promover iniciativas de integración dentro del marco de la Unión Africana. Etiopía también aporta la segunda mayor cantidad de recursos financieros y humanos a las operaciones de la Unión Africana, sólo después del Banco Africano de Desarrollo.

Se han planteado dudas sobre el historial interno y externo de Abiy Ahmed, especialmente en el Cuerno de África, pero Etiopía está más comprometida que nunca con la visión de unidad continental y cooperación que busca la Unión Africana.

Antes de hacer demandas de reasentamiento, los críticos deberían sugerir formas concretas de ayudar a Etiopía a superar sus dificultades actuales en lugar de abandonarla. Una transferencia podría perjudicar gravemente el trabajo de la Unión Africana al requerir el traslado de personal e infraestructura a una ubicación nueva e incierta. Esto puede satisfacer a algunos críticos en el corto plazo, pero corre el riesgo de socavar los cimientos de la Unión Africana y el acceso a las instalaciones etíopes en el largo plazo. El enfoque más inteligente es colaborar de manera constructiva con Etiopía para abordar las preocupaciones prioritarias y al mismo tiempo hacer hincapié en la solidaridad en su histórico papel de anfitrión.

READ  El año en una palabra: “El Sur Global”

Aparte de las reacciones provocadas por “la ira de los ciudadanos somalíes” que surgieron después de que el Primer Ministro de Etiopía firmara un memorando de entendimiento con la región separatista de Somalilandia para construir una base para la Armada etíope, cualquier reconsideración de esta delicada cuestión requiere un diálogo integral. y el entendimiento mutuo entre los países africanos. general.

El camino más inteligente es redoblar los esfuerzos continentales hacia la resolución de conflictos, la profundización de la democracia y el desarrollo económico: las verdaderas garantías de estabilidad en Etiopía y en todo el mandato ampliado de la Unión Africana.

Ahora que África enfrenta crecientes desafíos internos y globales, ahora no es el momento de romper apresuradamente con las decisiones de la generación fundadora del continente. Su sabiduría al posicionar a la Unión Africana en Etiopía debería seguir guiando la unidad africana hoy.

De hecho, el enfoque más inteligente es mantener la posición de Etiopía en Addis Abeba mediante un compromiso renovado de apoyar su estabilidad y, al mismo tiempo, seguir abordando los desafíos de manera constructiva. A través del cuidado, la comprensión y la cooperación entre los estados miembros, la Unión Africana puede superar las dificultades actuales desde una posición de principios arraigada en la historia, en lugar de propuestas reaccionarias que puedan amenazar su eficacia en el futuro.