Gente de la Safor

Bienvenidos a Spain News Today.

La emergencia verde es vital para combatir la degradación ambiental

La emergencia verde es vital para combatir la degradación ambiental

Una fotografía representativa que muestra a personas participando en una campaña agrícola en Pakistán. — Ubicación/archivo de la UNAP

LAHORE: En un mundo que se enfrenta a desafíos ambientales y al calentamiento global, la reforestación está surgiendo como una solución poderosa que ofrece numerosos beneficios para combatir los riesgos relacionados con el clima.

Al plantar árboles en áreas deforestadas o deforestadas, la reforestación puede desencadenar una variedad de impactos positivos: desde combatir el cambio climático hasta mejorar la biodiversidad, porque encierra la clave para un planeta más saludable y comunidades prósperas. El cambio climático es uno de los problemas globales más apremiantes y la reforestación juega un papel crucial en la mitigación de sus impactos. Los árboles son líderes en la absorción de dióxido de carbono de la atmósfera a través de la fotosíntesis, razón por la cual los bosques se llaman sumideros de carbono.

Al plantar árboles y recuperar bosques, es posible secuestrar carbono de manera efectiva para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Los bosques tienen una capacidad notable para regular los climas locales y regionales. La sombra que proporcionan las copas de los árboles ayuda a reducir las temperaturas, creando un efecto refrescante en las zonas urbanas.

Los árboles pueden reducir el estrés relacionado con el calor y la mortalidad prematura durante las altas temperaturas y las olas de calor. La Organización Mundial de la Salud registró que de 1998 a 2017 más de 166.000 personas murieron a causa de una ola de calor, aumentando este riesgo debido al cambio climático. Al plantar árboles estratégicamente en áreas urbanas, se pueden crear microclimas que alivien el calor y mejoren la resiliencia climática general.

En la era de la creciente contaminación del aire, los árboles están surgiendo como una forma de purificar el aire en la naturaleza. Absorben contaminantes nocivos como dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre, ozono y partículas, mejorando así la calidad del aire.

A través de la fotosíntesis, los árboles también liberan oxígeno, que es vital para nuestro bienestar. Los esfuerzos de reforestación han tenido el potencial de combatir problemas de salud respiratoria, como el asma y otras enfermedades respiratorias. Según la Organización Mundial de la Salud, nueve de cada diez personas en todo el mundo respiran aire contaminado.

Esto resulta en millones de enfermedades y muertes evitables. Al aumentar la cubierta arbórea en áreas urbanas y cerca de áreas industriales, podemos crear ambientes más limpios y saludables para las comunidades.

La biodiversidad es vital para toda la vida en la Tierra y los bosques son ecosistemas vibrantes que sustentan una amplia gama de especies de plantas y animales. Los seres humanos utilizamos al menos 40.000 especies diferentes de plantas y animales cada día para alimentarse, refugiarse, vestirse y cubrir sus necesidades médicas. La reforestación desempeña un papel fundamental en la preservación y restauración de la biodiversidad.

Al plantar una variedad de especies de árboles, creamos hábitats para diversas plantas, insectos, aves y mamíferos, promoviendo un ecosistema equilibrado y resiliente. Los investigadores han descubierto que hasta 2,3 millones de especies vivas pueden depender de un solo árbol. Un suelo sano es la base de una agricultura sostenible y de ecosistemas prósperos.

La reforestación ayuda a proteger y restaurar la salud del suelo previniendo la erosión y mejorando su estructura. Los extensos sistemas de raíces de los árboles fijan el suelo, reduciendo el riesgo de deslizamientos de tierra y degradación del suelo. El gobierno del PMLN Punjab ha lanzado la campaña 'Plantar para Pakistán', argumentando que la plantación de árboles es vital para combatir la degradación ambiental, la destrucción del smog y otros problemas relacionados con el clima en Pakistán.

READ  Semana perdida en Davos 22

Casi todos los departamentos regionales también lanzaron la campaña, siguiendo las instrucciones del Primer Ministro. Además de plantar árboles o hablar para cultivar plantas, Pakistán en realidad necesita una “emergencia verde” inmediata para contrarrestar el cambio climático y frenar la destrucción del smog. Cada año, Pakistán pierde casi 27.000 hectáreas de superficie forestal natural, y alrededor del 68 por ciento de la población de Pakistán todavía depende de la leña como principal fuente de energía para sus hogares.

«Desde marzo del año pasado, cuando asumí el cargo de Director General, la PHA ha plantado más de un millón de árboles jóvenes en toda la ciudad, centrándose en vecindarios indeseables y se convirtió en el primer departamento gubernamental en distribuir bicicletas eléctricas para combatir la contaminación del aire», dijo la PHA. Director General.