Gente de la Safor

Bienvenidos a Spain News Today.

La comunidad judía en España exige al Estado la devolución del cuadro que fue saqueado por los nazis

La comunidad judía en España exige al Estado la devolución del cuadro que fue saqueado por los nazis

Cuadro de Camille Pissarro «Rue Saint-Honoré por la tarde. Efecto de la lluvia, 1897» en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, España, 22 de abril de 2022.
Susana Vera – Reuters

  • Un tribunal estadounidense dictaminó que el cuadro saqueado por los nazis en España no debe ser devuelto a la familia de su propietario original.
  • La decisión conmocionó a la familia, así como a la comunidad judía en España.
  • Un abogado de uno de los grupos dijo que era «increíble» que España no hubiera devuelto el cuadro.

En una impactante decisión legal a principios de este mes, un tribunal de California decidió que España tenía derecho a conservar un cuadro valioso saqueado por los nazis en lugar de devolverlo a la familia de la mujer judía a quien se lo robaron.

La decisión horrorizó a la familia y a los miembros de la comunidad judía. La principal organización judía de España ha apoyado durante mucho tiempo la lucha legal de la familia para extraer la pintura del museo español que la conserva.

«Es inadmisible que España se niegue a cumplir con sus obligaciones internacionales», dijo a Business Insider Bernardo Cremades, abogado que representa a la Federación de Comunidades Judías en España.

Mientras tanto, la Federación de Jóvenes Judíos de España (FEJJE) dijo a BI que la decisión del gobierno español de conservar el cuadro «perpetúa el ciclo de deshumanización».

La lucha por devolver una preciosa obra de arte

En 1939, la coleccionista de arte judía Lily Neubauer se vio obligada a vender el cuadro «Rue Saint-Honoré por la tarde. Efecto lluvia» del pintor impresionista Camille Pissarro a los nazis mientras intentaba huir de Alemania.

READ  Chico Marx lleva la cocina hispano-californiana al sur de San Francisco | Península Foodst | La Península Foodst

Después de la guerra, Neubauer creyó que había perdido y exigió a Alemania una reparación por el valor de entonces.

El valor de la pintura se estima ahora en aproximadamente 30 millones de dólares. Según el periódico The Guardian.

La pintura pasó años moviéndose entre casas de subastas y colecciones hasta que fue comprada por el noble español barón Hans-Heinrich Thyssen-Bornemisza en 1976.

Posteriormente, su colección fue declarada propiedad de una fundación estatal sin fines de lucro y se exhibió en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza de Madrid.

Los descendientes de Neubauer en California, la familia Cassirer, descubrieron la pintura de la colección en 2000 y desde entonces han estado luchando por su devolución.

Los abogados de los descendientes de Neubauer afirman que España está obligada por múltiples disposiciones Acuerdos internacionales sobre el botín de guerra, Para devolver la pintura, Según lo informado por Los Ángeles Times.

Pero el 9 de enero, el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos dijo que la pintura podría permanecer en manos españolas.

Una batalla que duró 85 años

“Hemos estado del lado de la familia todo el tiempo”, dijo Cremades, quien fue contratado por la FCJE en 2017 para respaldar los reclamos de los Cassirer ante el tribunal.

Cremades dijo que la FCJE no quiere entrar en ningún tipo de disputa con el gobierno español, sino que “sólo quiere informar al tribunal que esta pintura debe ser devuelta a sus legítimos dueños”.

Pero el portavoz de la Federación fue más allá y calificó la posición del Estado español de «inaceptable».

READ  Comprometidos con el mercado nacional, H3C Digital Tour 2022 llega a España

Reconociendo la complejidad jurídica de la cuestión, el portavoz dijo que la devolución de los bienes saqueados durante el Holocausto era, no obstante, un acto de “justicia histórica y moral” que no debería ignorarse.

Decisiones inconsistentes

Cremades dijo que la posición del gobierno español sobre la pintura es «algo incoherente», porque recientemente ha tomado medidas para devolver obras de arte saqueadas por el gobierno del dictador Francisco Franco, que gobernó el país de 1939 a 1975.

Obras como “Retrato de un joven caballero”, pintado por el retratista holandés Cornelis van der Voort en 1623, fueron Fue entregado a los descendientes de Ramón de la Sota y Aburto.un político vasco oprimido, en 2022, Periódico de discusión informó.

Cremades sugirió que este tipo de compensación en España gana más votos que hacer lo mismo con las víctimas del Holocausto.

«Se supone que esto tiene motivaciones políticas», añadió.

Por su parte, el museo celebró la decisión del tribunal estadounidense, aunque se abstuvo de comentar las opiniones de la comunidad judía en España.

Ernest Urtasun, ministro de Cultura de España, dijo en una declaración compartida con BI que «tenemos que respetar» la decisión del tribunal estadounidense.

Señaló que España «podría haber seguido» los acuerdos internacionales de recuperación, pero añadió: «No estoy especulando sobre lo que hubiéramos hecho porque tenemos sentencia».

La punta del iceberg'

Este caso, como se indicó en el Noveno Circuito, no abordó la cuestión de las obligaciones de España en virtud de los acuerdos internacionales de restitución, sino que se limitó a la cuestión del tratamiento de los bienes robados y qué leyes estatales debían seguirse.

READ  El jefe de IAG recibe 20.000 libras esterlinas al mes por dos viviendas en España y el Reino Unido

Nadie duda de que el cuadro fue robado. La ley de California no otorga a los propietarios derechos sobre bienes robados. Pero en España, si compras bienes robados de buena fe, tendrás reclamaciones más fuertes.

La cuestión era si debía aplicarse la ley española o la de California, y el tribunal decidió que España debería ganar.

Sin embargo, Consuelo Callahan, una de los tres jueces, dijo que si bien la decisión puede ser legalmente sólida, iba en contra de su «brújula moral». Pidió al gobierno español que abandone voluntariamente la pintura.

Este caso de décadas de duración es uno de los muchos que han pasado por tribunales internacionales. El portavoz de la FEJJE afirmó que se trataba de la «punta del iceberg» para aquellos que fueron desposeídos «durante uno de los acontecimientos más oscuros de la historia moderna del pueblo judío».