Gente de la Safor

Bienvenidos a Spain News Today.

La aparición de EM en niños se asocia con una menor probabilidad de desarrollar la enfermedad

La aparición de EM en niños se asocia con una menor probabilidad de desarrollar la enfermedad

Los pacientes con esclerosis múltiple de inicio pediátrico (POMS) pueden tener un menor riesgo de progresión de la enfermedad independientemente de la actividad de recaída (PIRA), según un estudio reciente publicado en JAMA Neurociencia. Los resultados de esta investigación también demostraron los beneficios que el inicio de terapias modificadoras de la enfermedad (TME) puede aportar para reducir la prevalencia de PIRA y exacerbaciones asociadas a recaídas (RAW) en pacientes con POMS.

El concepto de neurodegeneración. Fuente de la imagen: Ralwell – Stock.adobe.com

Como señalan los autores de este estudio, las investigaciones de los últimos cinco años han demostrado consistentemente que PIRA y RAW son los principales contribuyentes al empeoramiento de la discapacidad en la EM. Debido a que RAW se asocia más comúnmente con pacientes más jóvenes con EM y PIRA con pacientes mayores, la edad se ha convertido en un factor de riesgo de particular interés en la investigación de la EM. Debido a esta discrepancia, los investigadores interpretan que la evidencia reciente «sugiere que el envejecimiento, a través de diversos mecanismos inmunológicos y fisiopatológicos, puede aumentar la susceptibilidad neuronal, amplificar el daño tisular y reducir la capacidad de resistir lesiones».

Sin embargo, no hay datos que rastreen la acumulación de discapacidad a largo plazo en personas con POMS y las implicaciones pronósticas de los DMT en esta población. Utilizando el Registro Italiano de EM (IMSR), los investigadores investigaron los eventos iniciales de PIRA y RAW en pacientes con EM remitente-recurrente (EMR) caracterizada por la presencia de POMS, EM de inicio en la edad adulta (AOMS) o EM de inicio tardío (LOMS). ). Además, se analizó el efecto del inicio de DMT en todo el grupo.

READ  Persistencia de síntomas después de la infección por el virus COVID-19 entre pacientes con diabetes tipo 1 y tipo 2 en Arabia Saudita

Los datos se recopilaron de forma prospectiva desde el 1 de junio de 2000 hasta el 30 de septiembre de 2021. IMSR proporcionó información para pacientes en 120 centros de EM con 16,310 pacientes elegibles con EM. Los principales resultados de interés para los investigadores fueron la prevalencia relacionada con la edad y la FC ajustada de RAW y PIRA y los factores asociados con cada uno.

De los 16.310 pacientes incluidos, el grupo POMS estuvo formado por 1.383 pacientes con una edad media de inicio de aproximadamente 16 años, el grupo AOMS estuvo formado por 14.113 con un inicio medio de aproximadamente 23 años, y el grupo LOMS estuvo formado por 634 pacientes con una edad media de inicio de aproximadamente 16 años. edad de inicio. Poco más de 52 años. Las mediciones de acumulación de discapacidad confirmada se definieron como un aumento de la discapacidad durante al menos 48 semanas, que se evaluó mediante la Escala Ampliada del Estado de Discapacidad.

La aparición de PIRA se asoció más fuertemente con los pacientes con AOMS (HR, 1,42; IC del 95 %, 1,30-1,55; s < 0,001) y LOMS (HR, 2,98; IC del 95 %, 2,60-3,41; s <.001) en comparación con aquellos con POMS. Los grupos AOMS y LOMS también mostraron niveles más altos de discapacidad inicial en comparación con los pacientes con POMS, y proporciones más cortas de tiempo hasta someterse a DMT (82,2 % y 85,7 % frente a 87,4 %; s <0,001) y menor duración de la enfermedad (2,72 años y 1,68 años frente a 5,59 años; s <.001).

Entre los factores asociados con PIRA se encontraban una menor exposición a DMT (HR, 0,69; IC del 95%, 0,64-0,74; IC del 95%, 0,64-0,74); s < 0,001), exposición retardada a DMT (HR, 1,16; IC del 95 %, 1,00-1,34; s = 0,04), duración prolongada de la enfermedad (HR, 1,04; IC 95%, 1,04-1,05; s < 0,001) y edad de inicio más avanzada (AOMS frente a POMS: HR, 1,42; IC del 95 %, 1,30-1,55; LOMS vs POMS: HR, 2,98; IC del 95 %, 2,60-3,41; s <.001).

READ  NASA: Ahora tenemos rocas de Marte, así es como traerlas de vuelta a la Tierra

Los investigadores testificaron que la incidencia de PIRA aumentó dramáticamente con la edad del 1,3% a los 20 años al 9% a los 30 años, aumentando cada década posterior hasta alcanzar tasas de aproximadamente el 80% a los 70 años. Asimismo, la incidencia del RAW tuvo una tendencia ascendente desde el 0,5% a los 70 años. 20 años a poco más del 24,1% a los 60 años.

Los hallazgos de los autores se suman a la literatura establecida sobre PIRA en pacientes con formas tempranas de RMS. Si bien PIRA puede ocurrir a cualquier edad, estos hallazgos sugieren que los pacientes con POMS pueden tener un menor riesgo de sufrir eventos PIRA durante su seguimiento. Además, este estudio demostró el papel potencial del DMT en la reducción y el manejo de estos incidentes en una variedad de edades tempranas.

referencia

Yavaldano B, Portacio E, Lucisano G, et al. Progresión de la esclerosis múltiple y actividad recurrente en niños. Neurol Gamma. Publicado en línea el 27 de noviembre de 2023. doi:10.1001/jamaneurol.2023.4455