Gente de la Safor

Bienvenidos a Spain News Today.

El telescopio Cóndor revela secretos cósmicos del oscuro universo

El telescopio Cóndor revela secretos cósmicos del oscuro universo

El telescopio Cóndor marcó el inicio de una nueva era en la astronomía, permitiendo estudiar fenómenos cósmicos muy tenues. Los investigadores lo han utilizado para desacreditar conceptos erróneos previos sobre las estructuras estelares alrededor de NGC 5907 y para revelar detalles innovadores sobre la nova enana Z Camelopardalis, incluidas sus capas de gas concéntricas. Fuente de la imagen: Equipo Cóndor

Los logros recientes del telescopio Condor Array incluyen dilucidar la naturaleza de las corrientes estelares alrededor de NGC 5907 y descubrir nuevas envolturas de gas alrededor de la nova enana Z Camelopardalis, lo que confirma su capacidad para capturar características astronómicas débiles.

Un nuevo telescopio llamado Condor Array Telescope puede abrir a los astrofísicos un nuevo mundo del universo de brillo extremadamente bajo. Cuatro nuevos artículos, publicados este mes en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society (MNRAS), presentan los primeros resultados científicos basados ​​en observaciones realizadas por Condor. El proyecto es un proyecto colaborativo dirigido por científicos del Departamento de Física y Astronomía de la Universidad Stony Brook y el Museo Americano de Historia Natural (AMNH).

Según el investigador principal Kenneth M. Lanzetta, Ph.D., profesor del Departamento de Física y Astronomía, Stefan Gromwell de Stony Brook y Michael M. Chara, Ph.D., curadora del Departamento de Astrofísica del AMNH, Condor ya está en pleno funcionamiento. Un nuevo «telescopio de matriz» utiliza computadoras para combinar la luz de varios telescopios más pequeños en el equivalente de un telescopio más grande, capaz de detectar y estudiar características astronómicas demasiado débiles para ser vistas con telescopios convencionales.

Corrientes estelares

En el primer artículo,[1] Lanzetta y sus colegas utilizaron el instrumento Condor para estudiar las muy débiles «corrientes estelares» que rodean la cercana galaxia NGC 5907, una conocida galaxia espiral ubicada a unos 50 millones de años luz de la Tierra. Estos chorros se producen cuando las galaxias enanas compañeras son perturbadas por la fuerza gravitacional de marea de la protogalaxia. La imagen anterior obtenida con un telescopio diferente en 2010 parece mostrar una magnífica corriente estelar formando dos anillos completos de la espiral que rodea la galaxia. Pero otra imagen obtenida por Dragonfly Telephoto Array en 2019 no mostró rastros de este caracol.

READ  La Organización Mundial de la Salud añade la noma a su lista oficial de enfermedades tropicales desatendidas

El equipo de Condor decidió probar el nuevo conjunto de telescopios y evaluar la discrepancia. Obtuvieron una imagen de profundidad de NGC 5907 en 2022. Al igual que la imagen de la libélula, la imagen del cóndor no mostraba rastros de un caracol, lo que llevó al equipo a concluir que el caracol en la imagen de 2010 probablemente era un artefacto relacionado con el procesamiento de imágenes. La imagen del cóndor también reveló rasgos tenues que las imágenes anteriores no habían capturado.

Débiles capas de gas ionizado rodean a la enana Nova Z Camelopardalis

Una vista creada por Condor y técnicas informáticas de capas extremadamente débiles de gas ionizado que rodean la nova enana Z Camelopardalis. Crédito: Equipo Cóndor

conchas de nova

En el segundo artículo,[2] Shara y sus colegas utilizaron el instrumento Condor para reevaluar la imagen de la nova enana Z Camelopardalis, o «Z Cam», de 4 metros de diámetro, adquirida por el Observatorio Nacional Kitt Peak en enero de 2007. La imagen mostraba una envoltura parcial de gas. Se especuló que rodeaba a Z Cam, y que Shara descubrió que emanó de una “nueva estrella” registrada por los astrólogos imperiales chinos en el 77 a.C.

Para probar estas conjeturas, el equipo de Condor obtuvo una nueva imagen de la Cámara Z en noviembre de 2021. Luego, al comparar las ubicaciones del caparazón en las imágenes de antes y después, midieron la tasa de expansión del caparazón y encontraron una tasa que era realmente consistente. . Con una explosión hace más de 2000 años.

Pero para su sorpresa, el equipo descubrió que la nueva imagen del cóndor revelaba toda la envoltura de gas que rodeaba la cámara Z, en lugar de la envoltura parcial mostrada por el telescopio de 4 metros. Además, la imagen del cóndor reveló otro caparazón más grande que rodeaba al primero.

READ  Predictores de paro cardíaco extrahospitalario en pacientes ingresados ​​en el hospital con síndrome coronario agudo: una revisión sistemática y un metanálisis.

«Estas nuevas imágenes resaltan lo sensibles que son los cóndores. Las nuevas conchas son demasiado débiles para ser vistas con telescopios convencionales», dice Lanzetta.

«Este es el primer ejemplo jamás encontrado de capas concéntricas que rodean una nova enana, y confirma una hipótesis de larga data de que las capas concéntricas deben rodear novas de enanas blancas relativamente masivas que entran en erupción con frecuencia», dice Chara, autor principal de Z Cam. papel.

Otros dos artículos describen otra tenue envoltura de gas que rodea otra nova. Se esperaba que esta capa existiera, pero era demasiado débil para ser detectada por los telescopios convencionales. Son 50 veces más grandes que las capas de nova conocidas anteriormente y son el producto de múltiples capas de nova que chocan entre sí durante decenas de miles de años.

Referencias:

  1. “Presentación del telescopio del cúmulo Condor II: observaciones de imágenes profundas de la galaxia espiral afilada NGC 5907 y el cúmulo NGC 5866: otra vista de la famosa corriente de estrellas” por Kenneth M. Lanzetta, Stefan Gromoll, Michael M. Schara, Steven Berg, James Garland, Evan Mancini, David Valls-Jabo, Frederick M. Walter y John K. Webb, 4 de marzo de 2024, Avisos mensuales de la Royal Astronomical Society.
    doi: 10.1093/mnras/stad3806
  2. “Presentación del Telescopio Condor Array – III. “Expansión y edad de la capa de la nova enana Z Camelopardalis y descubrimiento de una segunda capa más grande” por Michael M. Schara, Kenneth M. Lanzetta, James T. Garland, Stefan Gromoll, David Fals-Gabaud, Frederick M .Walter, John F. Webb, David R. Zurek, Noah Brosh, R. Michael Rich, 4 de marzo de 2024, Avisos mensuales de la Royal Astronomical Society.
    doi: 10.1093/mnras/stad3220
  3. “Presentación del Telescopio Condor Array – IV. “Posibles restos de supernova que rodean la supuesta nova repetida KT Eridani” por Michael M. Chara, Kenneth M. Lanzetta, James T. Garland, Stefan Gromoll, David Fals-Gabaud, Frederick M. Walter, John K. Webb, Alexei Knyazev, Lee Townsend, Matthew J. Darnley, Michael Healy-Kalisz, Jesus Corral-Santana y Linda Schmidtobrick, 4 de marzo de 2024, Avisos mensuales de la Royal Astronomical Society.
    doi: 10.1093/manras/stad3612
  4. “Simulación hidrodinámica del superremanente de nova KT Eridani” por MW Healy-Kalesh, MJ Darnley, MM Shara, KM Lanzetta, JT Garland y S Gromoll, 19 de octubre de 2023, Avisos mensuales de la Royal Astronomical Society.
    doi: 10.1093/manras/stad3190
READ  Descubra elementos de tierras raras: los científicos usan inteligencia artificial para encontrar materiales raros

La investigación anterior de Lanzetta se ha centrado en la astronomía y cosmología extragaláctica, incluidas cuestiones de formación y evolución de galaxias y la evolución del medio intergaláctico. Gromoll es un experto en informática científica a gran escala. La investigación anterior de Shara se centró en las novas y las últimas etapas de la evolución estelar.

Lanzetta y Gromoll comenzaron a trabajar en Condor en 2019 con una subvención del Programa de Instrumentación y Tecnologías Avanzadas de la Fundación Nacional de Ciencias. Chara se unió al proyecto en 2020. En 2021, el equipo de Condor desplegó el instrumento en un sitio astronómico extremadamente oscuro en el Observatorio del Cielo Oscuro de Nuevo México en la esquina suroeste de Nuevo México, cerca de la ciudad de Animas.

El equipo del proyecto incluye profesores y estudiantes del Departamento de Física y Astronomía de la Universidad Stony Brook y del Departamento de Astrofísica del Museo Americano de Historia Natural, junto con colaboradores de todo el mundo.