Gente de la Safor

Bienvenidos a Spain News Today.

Rusia apunta a mercados nucleares civiles en África

Rusia apunta a mercados nucleares civiles en África

Los días 27 y 28 de julio, durante la Cumbre Rusia-África celebrada en San Petersburgo, los funcionarios rusos firmaron una serie de memorandos y acuerdos intergubernamentales sobre una posible cooperación futura en el campo de la energía nuclear con Burundi (rosatom.ru27 de julio), Zimbabue (rosatom.ru27 de julio) y Etiopía (rosatom.ru28 de julio). Además, el productor ruso de combustible TVEL firmó recientemente un acuerdo con la Corporación Sudafricana de Energía Nuclear sobre cooperación en la producción y procesamiento de combustible nuclear (Tvel.ru, 2 de agosto). No se puede negar que Moscú considera que los mercados nucleares civiles emergentes y todavía potenciales en África brindan oportunidades para el desarrollo del continente como una importante dirección de exportación para la tecnología nuclear rusa. En este sentido, el Kremlin espera repetir su éxito en Egipto, donde Rosatom está construyendo actualmente una central nuclear de cuatro reactores. Sin embargo, el alcance del éxito de los esfuerzos rusos ampliados para construir relaciones energéticas con los países africanos sigue siendo un gran interrogante, y es probable que cualquier plan de inversión concreto aparezca sólo después de varios años.

La presión global para hacer la transición a la energía verde y abandonar los combustibles fósiles ha creado un nuevo impulso para la energía nuclear. Es posible encontrar un gran potencial para lograr el llamado «renacimiento nuclear» en África. Actualmente sólo hay una central nuclear en funcionamiento en el continente: la central nuclear de Koeberg, en Sudáfrica. Sin embargo, más de diez países africanos están actualmente construyendo (Egipto) o considerando construir nuevas unidades (Neimagazine.com, 8 de febrero). Muchos de estos nuevos participantes en la energía nuclear ya están bastante avanzados, operan reactores de investigación, colaboran con la OIEA y aumentan sus capacidades regulatorias (World-nuclear-news.org, 24 de julio). Por ejemplo, Ghana es un país relativamente nuevo en el sector nuclear, pero cuenta con un programa moderno, principalmente gracias a la cooperación con Estados Unidos.

READ  Un alto asesor ha revelado la tensión en el Vaticano tras la muerte de Benedicto XVI

La mayoría de los planes para estas centrales eléctricas aún no se han convertido en acuerdos comerciales y de inversión específicos. Sin embargo, la probabilidad de que aparezcan nuevas centrales nucleares en África en los años 2030 y 40 está aumentando. Esto, a su vez, alimentó el creciente interés en el potencial del continente por parte de proveedores de tecnología nuclear con sede en Estados Unidos, Francia, Corea del Sur, China y Rusia, cada uno de los cuales buscaba nuevos países anfitriones para sus reactores.

Actualmente, la rusa Rosatom es el único proveedor que ha conseguido un contrato vinculante de ingeniería, adquisición y producción (EPC) y ha comenzado la construcción. En julio de 2022, se vertió el “primer hormigón nuclear” para el primer reactor de la central nuclear egipcia de Dabaa, que incluirá cuatro unidades rusas VVER-1200 una vez terminada (rosatom.ru, 20 de julio de 2022). La empresa rusa fue seleccionada por Egipto para el proyecto en 2015 (la fase de licitación comenzó en 2011), y las dos partes acordaron que Moscú concedería a El Cairo un préstamo preferencial de 25.000 millones de dólares que cubriría el 85 por ciento de los gastos de construcción (Egipto independiente30 de noviembre de 2015).

Oficialmente se anunció que el proyecto está en desarrollo sin demora alguna (Zawya.com, 14 de junio). De hecho, este no parece ser el caso. Actualmente, los funcionarios egipcios afirman que las cuatro unidades de El Dabaa estarán operativas en algún momento entre 2028 y 2031. Sin embargo, según los planes de 2015, originalmente se suponía que la primera unidad comenzaría a generar energía ya en 2024 (Egipto independiente, 30 de noviembre de 2015). Las sanciones occidentales, que han paralizado gran parte de la economía rusa, podrían obstaculizar aún más el proyecto. Puede darse el caso de que, si la economía rusa continúa desestabilizándose, Moscú tenga problemas para proporcionar el tramo restante de los préstamos prometidos a las empresas egipcias que participan en el proyecto (por un total de más de 10 mil millones de dólares) (Al-Shorouk News.com, 19 de mayo de 2016). Un resultado así perjudicaría la capacidad de Moscú para concluir nuevos acuerdos energéticos con otros países africanos en el futuro.

READ  Los mejores lugares del mundo en 2022, según la revista Time

Por un lado, el ejemplo de Dabaa proporciona una visión útil del modelo de “diplomacia nuclear” del Kremlin, que se basa en préstamos estatales preferenciales que cubren la mayor parte del financiamiento de cualquier proyecto determinado. Por otro lado, muestra cuánto tiempo puede continuar el desarrollo de proyectos nucleares. En el caso de El Dabaa, pasarán 20 años desde el inicio de la licitación en 2011 hasta que la última unidad esté programada para operar en 2031, si es que se cumple ese plazo.

Esto, a su vez, es un requisito previo para comprender las razones por las que Rosatom sólo ahora ha podido atraer a otros países africanos con sus ofertas nucleares civiles. Documentos recientes firmados con Burundi, Etiopía y Zimbabwe confirman esta idea, ya que los tres países comenzaron formalmente su cooperación con Rosatom hace años y ahora simplemente acuerdan seguir desarrollando su asociación.

Sin embargo, incluso con estos y futuros acuerdos, las perspectivas de comenzar a trabajar en proyectos nucleares específicos con países africanos siguen siendo algo confusas. La mayoría de los países africanos aún tienen que desarrollar la infraestructura necesaria y, quizás lo más importante, crear las capacidades organizativas, técnicas y operativas necesarias para apoyar adecuadamente un programa nuclear civil. Por ejemplo, Etiopía, que inició su cooperación con Rosatom en 2017 (rosatomafrica.com(19 de junio de 2017), aún no ha podido superar una serie de desafíos en su camino hacia la producción y el uso de energía nuclear, incluido el desarrollo de personal técnico adecuado. Sin embargo, el país todavía apunta a comenzar a operar su primera central nuclear en algún momento entre 2035 y 2040 (Información Ajol13 de junio).

READ  Clima del jueves - Dailyfly.com Lewis Clark Valley Community

La inestabilidad política generalizada en África y el impacto continuo de las sanciones occidentales en la economía rusa hacen que la ampliación de cualquier perspectiva de negocios en el ámbito nuclear sea aún más incierta para el Kremlin. Como tal, es probable que Rosatom no reciba muchos contratos EPC nuevos para desarrollar tecnología nuclear en África en el corto plazo. Si Moscú puede resolver sus propios cuellos de botella y brindar apoyo regulatorio, Rusia puede estar bien posicionada para capitalizar estas oportunidades en el largo plazo, algo que las autoridades occidentales tal vez quieran monitorear.