Gente de la Safor

Bienvenidos a Spain News Today.

La policía registra la sede del árbitro de fútbol en una investigación por corrupción en Barcelona  noticias de futbol

La policía registra la sede del árbitro de fútbol en una investigación por corrupción en Barcelona noticias de futbol

La policía española llevó a cabo redadas mientras investigaba el pago multimillonario del Barcelona a un ex funcionario del comité arbitral español.

La policía española registró la sede del Comité de Árbitros de Fútbol del país, como parte de una investigación sobre los pagos realizados por el Fútbol Club Barcelona a una empresa propiedad de un exfuncionario del organismo.

La fiscalía sospecha que el club pagó millones de dólares a la empresa de José María Enríquez Negrera, exvicepresidente del comité de árbitros del fútbol español, entre 2001 y 2018, para intentar influir en las decisiones de los árbitros.

El juzgado de Barcelona que investiga el caso ordenó el jueves una inspección de la sede «en el marco de la investigación sobre pagos sospechosos realizados por el club catalán» a Negrera, informó la Autoridad de Supervisión del Tribunal Regional en un comunicado.

Un portavoz policial afirmó que los cuerpos de la Guardia Civil, que registraban la base del comité situada en la sede de la Federación Española de Fútbol en Las Rozas, a las afueras de Madrid, no esperan realizar detenciones en el marco de la operación.

En marzo, los fiscales españoles acusaron al Barcelona, ​​así como a dos expresidentes del club, Josep María Bartomeu y Sandro Rosell, y a Negrera y su hijo Javier Enríquez Negrera, de corrupción en el caso.

El club fue acusado de corrupción en el deporte, gestión fraudulenta y falsificación de documentos comerciales.

Los fiscales dijeron que entre 2001 y 2018, Barcelona pagó 7,7 millones de dólares a Negrira, un exárbitro que formó parte del panel de arbitraje de la federación de 1994 a 2018.

READ  Lanzamiento del 4to equipo anual de todos los deportes del condado - Shelby County Reporter

La investigación se inició después de que las autoridades fiscales españolas identificaran irregularidades en los pagos de impuestos realizados entre 2016 y 2018 por Dasnil 95, empresa propiedad de Negreira.

Dasnil habría recibido 95 pagos del Barcelona entre esos años.

Barcelona negó cualquier irregularidad o conflicto de intereses, diciendo que pagaba por informes técnicos de los árbitros, pero nunca intentó influir en sus decisiones en los partidos.

El Real Madrid, archirrival del Barcelona, ​​se sumó a la acusación en la demanda como parte perjudicada.