Gente de la Safor

Bienvenidos a Spain News Today.

La disputa por el antisemitismo sacude al fútbol español mientras los aficionados hacen campaña contra el jugador judío

La disputa por el antisemitismo sacude al fútbol español mientras los aficionados hacen campaña contra el jugador judío

Los aficionados al fútbol español han sido condenados como antisemitas por lanzar una campaña para prohibir a un futbolista judío unirse a su club después de afirmar que apoyaba la guerra de Israel contra Hamás en Gaza.

La Unión de Comunidades Judías de España afirmó que la campaña llevada a cabo por los aficionados del club de fútbol de Burgos contra Sean Weizmann formaba parte de una escalada de ataques contra judíos y sus empresas desde el inicio de la guerra entre Israel y Hamás.

Se rumoreaba que Wiseman, de 27 años, que juega en el Granada, un club de primera categoría, ficharía por su rival Burgos cuando comenzó la campaña contra ellos.

“Weizmann no es bienvenido”, tuitearon los aficionados del Burgos en las redes sociales, que incluyeron comentarios atribuidos al jugador que apoya la guerra de Israel contra Hamás.

“Hay líneas que no debes traspasar y valores que debes mantener”, escribió en las redes sociales La Henchada de Arlanzón, un grupo de unos 700 aficionados del Burgos.

Las reacciones a la campaña fueron variadas, ya que algunas personas en las redes sociales apoyaron a los fanáticos del Burgos extendiendo banderas palestinas, mientras que otras condenaron los comentarios.

La FCJE afirmó que Wiseman también fue objeto de canciones racistas durante un partido entre Granada y Osasuna el 20 de octubre, cuando algunos aficionados dijeron que debía morir.

Las acusaciones fueron respaldadas por un informe emitido por La Liga, que dirige el fútbol español. “En el minuto 20 del partido, la afición más extrema del equipo [Osasuna] «Los fanáticos cantaron durante aproximadamente 10 segundos 'Weisman muere, Weisman muere'», decía el informe.

READ  Niños de clase 6A: Karl Fontrui levantó 3 fortalezas españolas, superando a Scottsboro en las semifinales

Y añadió: “Estas canciones estaban relacionadas con el conflicto palestino-israelí, debido a su ciudadanía israelí y algunos de los comentarios que hizo sobre este conflicto”.

Los aficionados del Burgos implicados en la campaña contra Wiseman dijeron que ella no era antisemita.

«En Gaza están cometiendo atrocidades, bombardeando a civiles y matando niños. No queremos un jugador que apoye esto», dijo un aficionado anónimo. Confidencialidadun sitio de noticias en línea.

Weizman, que no ha comentado sobre la campaña, retuiteó en 2022 una caricatura de una organización judía que mostraba cohetes disparados desde Gaza hacia Israel.

Se entiende que eliminó publicaciones que hizo después del 7 de octubre en apoyo a Israel.

Los medios españoles informaron que un grupo palestino en Granada presentó una denuncia afirmando que sus supuestos comentarios sobre la guerra en Gaza constituían un presunto crimen de odio.

Weizman juega en España desde 2020 e hizo su debut internacional con Israel en 2023.

España tiene una gran población musulmana de unos dos millones de personas, según cifras del gobierno, y esto se debe en gran medida a la inmigración de marroquíes desde principios de este siglo, que suman unos 800.000 ciudadanos.

Por el contrario, hay una pequeña comunidad judía de unas 50.000 personas.

Tanto musulmanes como judíos fueron expulsados ​​de España en 1492 tras la victoria de los reyes cristianos, el rey Fernando y la reina Isabel, sobre las fuerzas musulmanas. Los musulmanes gobernaron partes de Andalucía desde principios del siglo VIII hasta finales del siglo XV: 800 años de historia. Su legado, especialmente en relación con lo que podemos ver hoy, fue significativo, con dos de los monumentos más importantes y visitados de la zona –la Alhambra y la mezquita, o mezquita, Catedral de Córdoba– que se remontan a la época islámica. Ambos son sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

READ  75 años de independencia, 75 momentos icónicos de los deportes indios: No. 10 - El equipo de hockey de la India gana el último oro en los Juegos Olímpicos de Moscú de 1980

Más de 500 años después, en 2015, España buscó disculparse ante la comunidad judía otorgando la ciudadanía a los judíos sefardíes de todo el mundo que pudieran rastrear sus raíces en el país.