Gente de la Safor

Bienvenidos a Spain News Today.

Abd Al-Khazuri: ¿Matamos al artista?

Abd Al-Khazuri: ¿Matamos al artista?

El mundo de hoy se trata de números, números y más números.

A medida que los datos controlan nuestra percepción y dan forma a nuestros valores, distorsionan cada vez más la belleza que se encuentra dentro de la esencia intangible e incuantificable que nos hace humanos. Mirando a través de la lente del fútbol, ​​la música y el cine, podemos ver todos los impactos.

En el fútbol, ​​las exigencias del juego actual han reemplazado a los animadores y atletas. ¿Resultados? Un juego en el que menos jugadores hacen movimientos por su cuenta. Los sistemas se han hecho cargo, obligando a un juego ultraeficiente, con más control en manos de los gerentes.

Hay beneficios en esto, ya que aumenta la competencia y la brecha entre los equipos más grandes y los más pequeños comienza a reducirse. La Premier League inglesa y la reciente Copa del Mundo son dos ejemplos de ello. ¿Pero vale la pena el sacrificio? Si bien los sistemas superan a los jugadores promedio, los jugadores de élite ahora son pocos y distantes entre sí.

Ves a los fanáticos juzgar a los jugadores en Twitter según sus estadísticas de puntuación. Pero eso finalmente ignora a los grandes cuyas contribuciones no se pueden medir fácilmente, y que están entreteniendo a los jugadores en el campo. Tomemos a Andrés Iniesta, por ejemplo, posiblemente un rival en el Monte Rushmore para los mediocampistas y un gran contribuyente a la era más exitosa de Barcelona y España. Iniesta nunca pasará a ser uno de los mejores goleadores, pero pocos jugadores pueden igualar su impacto general.

Los equipos están entrenados para jugar dentro del sistema, reduciendo la ventana para que las llegadas expresen su imaginación y se desempeñen fuera del área. Cesc Fàbregas, uno de los grandes, comentó recientemente: «Ahora todos los entrenadores hablan de estilo de juego. No estoy en contra de eso… pero los talentos especiales se están muriendo por eso. Desde pequeños, a los niños se les dice qué hacer. Antes había trabajo pero podrías haberte mudado más. Estas cosas se pierden”.

El mismo principio básico se aplica a la música, una industria dominada por la transmisión y las ventas, lo que da como resultado menos espacio para artistas de nicho. Los números no reflejan la calidad, pero dictan las calificaciones de las listas y las listas de reproducción. ¿Resultados? Una era de proyectos que tienen un menor valor de repetición. No es de extrañar que la escena independiente esté experimentando un resurgimiento. También hemos visto a artistas arriesgarse para evolucionar su sonido, como en el último álbum de Lil Yachty. «Empecemos aquí» Explora una atmósfera psico-rock experimental.

Los artistas son constantemente presionados para que ingresen a su feed de TikTok. Algunos músicos se han pronunciado en contra de esto, con FKA Twigs, Charli XCX y Halsey llamando a sus sellos a casa.

Luego está la industria del cine. Vivimos en una época en la que los formatos de acción familiares reciben grandes presupuestos porque prometen ser los mejores en taquilla. ¿Resultados? Las características menos sutiles y que invitan a la reflexión fomentan el pensamiento profundo. Sin embargo, esto ha dado como resultado que las plataformas de transmisión obtengan participación de mercado, con casas independientes como A24 que ofrecen tarifas menos uniformes y un aumento en la popularidad.

Entonces, hay un lado positivo, con una exploración renovada que va más allá de lo tradicional. En busca de algo diferente, los consumidores miran hacia el horizonte global, buscando entretenimiento y distracción de nuevas fuentes.

El fútbol popular, los equipos juveniles y el fútbol femenino han ganado popularidad. En la música, los antiguos oyentes se balancean con los sonidos de Afrobeat, Amapiano y Latinoamérica. En cuanto al cine, regiones como Corea y España están experimentando un renacimiento. Películas como Everything Everywhere Every Time, que puede haber desaparecido en la oscuridad hace unos años, están atrayendo fanáticos y fama en todo el mundo.

READ  España fija reglas (y multas) por promover criptomonedas

Tal vez en nuestra búsqueda de entretenimiento rico, estemos evolucionando para comprender que nuestros horizontes no deberían ser tan estrechos en primer lugar.