Gente de la Safor

Bienvenidos a Spain News Today.

4 formas de recuperarse de un lugar de trabajo tóxico

4 formas de recuperarse de un lugar de trabajo tóxico

¿Cómo se recupera de un lugar de trabajo tóxico? Es una pregunta que está en la mente de muchos profesionales hoy en día, que buscan trabajos que protejan su salud mental y emocional.

Si bien los lugares de trabajo tóxicos parecen estar en aumento, los trabajadores ahora son menos tolerantes con la mala gestión y el drama en la oficina. De hecho, una Estudio reciente Un estudio realizado por la MIT Sloan School of Management encontró que una cultura laboral tóxica es la principal razón por la que las personas abandonan sus trabajos.

Liberarse del agotamiento y el estrés que conlleva un lugar de trabajo disfuncional puede ser un gran alivio. Pero poder recuperarse por completo de las secuelas de un lugar de trabajo tóxico puede resultar difícil. Como coach ejecutivo, he sido testigo de un sinfín de cosas Profesionales inteligentes y capaces Luchan por recuperar la confianza después de esta experiencia. Muestran hipervigilancia y reactividad en su siguiente turno, lo que afecta su rendimiento y felicidad.

Tomemos como ejemplo la alegría. Han pasado tres meses en su nuevo trabajo como coordinadora de proyectos en una empresa de TI. En general, sus primeros 90 días fueron un éxito. Ha iniciado nuevas acciones muy necesarias y ha construido relaciones positivas con partes interesadas clave. A pesar de estos resultados, Joy no pudo deshacerse de su sentimiento de inquietud hacia su nuevo gerente. «Siento que llevo el equipaje de mi último puesto», me dijo. «Si no tenía cuidado, mi antiguo jefe siempre tergiversaba mis palabras. Nunca podía sacar a relucir temas difíciles sin que él se enojara. a mí.»

Está claro que la experiencia tóxica previa de Joey en el lugar de trabajo la ha afectado. Y ella no está sola. Trauma en el lugar de trabajo es muy real El tema no fue discutido. Cualquier cantidad de comportamientos dañinos pueden causar esto, desde el acoso verbal o el aislamiento social hasta el racismo y la inseguridad laboral. Un gerente de clientes describió bien vivir con un trauma en el lugar de trabajo Diciendo

«¿Alguien ha tenido trastorno de estrés postraumático alguna vez en el lugar de trabajo? Por ejemplo, ¿el sonido de un correo electrónico entrante desencadena tu respuesta de ‘luchar, huir, congelarse’? ¿O soy solo yo?»

Ya tomaste la valiente decisión de decir adiós a un lugar de trabajo tóxico y ahora mereces recuperar la confianza en ti mismo y dejar atrás sus efectos. Aquí le mostramos cómo recuperarse y prosperar en su nuevo rol.

READ  Un asiento africano en el G20 para ayudar a avanzar en los compromisos climáticos

1 – Crear un cierre

Es posible que guardes resentimiento hacia quienes te han maltratado. O tal vez reflexiones, repitiendo sin cesar las conversaciones. Este tipo de pensamiento excesivo es común y comprensible. Después de todo, la mente humana es una máquina de creación de significados. Nuestras mentes odian la ambigüedad y la intentarán. Encontrar respuestasincluso cuando no es útil.

Es posible dirigir su necesidad a Cierre cognitivo a un nuevo comienzo En lugar de dejar que tus pensamientos te depriman. Por ejemplo, Joy todavía está herida por la falta de empatía y aprecio de su exjefe. Se dio cuenta de que, aunque nunca recibiría una disculpa, en realidad no la necesitaba. En cambio, tuvo que perdonar y expresar su agradecimiento. sí mismo. Le pidió a Joy que le escribiera una carta a su yo pasado, admitiendo que hizo lo mejor que pudo con los recursos, el conocimiento y las habilidades que tenía en ese momento. Esta resultó ser una manera poderosa de crear el cierre que ella deseaba.

Dejar un trabajo (tóxico o no) es un proceso de duelo, así que tómate tiempo para procesar la pérdida. Considere escribir una carta de “adiós” (no la envíe), archivar o eliminar sus archivos de trabajo o destruir documentos antiguos como un ritual para dejar atrás la experiencia y seguir adelante.

2- Encuentra lo que puedes controlar

A pesar de que el comportamiento abusivo o de intimidación nunca es culpa de la víctima, el sentimiento de culpa es una respuesta muy común al trauma. Debido a los sentimientos de vergüenza, es posible que te preguntes constantemente:

¿Qué pasa si me mantengo firme? ¿Era demasiado sensible?

Aquí es donde se deben implementar la autocompasión y la acción constructiva. Los patrones de pensamiento destructivos siempre te impedirán reconstruir tu sentido de identidad.

Por ejemplo, en su empresa anterior, es posible que su gerente haya insistido en que los empleados sean receptivos las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Es posible que usted, a su vez, se haya sentido agotado por responder constantemente correos electrónicos y mensajes cuando se suponía que debía estar desconectado. ¿Sería correcto culparse por ser «fácil»? Por supuesto que no. La expectativa de “estar siempre ahí” la crea su gerente, no usted.

READ  La decisión del plástico enciende la batalla por el plan B de la industria petrolera

Desafortunadamente, no puede retroceder en el tiempo para cambiar la mentalidad o las expectativas de su gerente. Pero puedes optar por centrar tu energía en mejorar en el futuro. Por ejemplo, tal vez te comprometas a fortalecer tus habilidades de comunicación asertiva, de modo que la próxima vez que recibas una solicitud irrazonable en el trabajo, puedas hablar y establecer límites adecuados. Esto le ayudará a aprovechar las lecciones que aprendió en su último puesto.

3- Anticipar estímulos

Las situaciones familiares a menudo desencadenan viejas reacciones de estrés, así que preste mucha atención a las situaciones que le resulten familiares en su nuevo rol. Identificar claramente los desencadenantes emocionales puede darle la fuerza para abordarlos de manera proactiva, debilitando su impacto. La exclusión, los sentimientos de impotencia o la percepción de rechazo son sólo algunos de los desencadenantes más comunes.

En cuanto a Joy, notó que estaba especialmente nerviosa antes de las reuniones individuales con su nuevo gerente. Como solución, optó por hacer previamente algunos ejercicios de respiración sencillos para calmar su sistema nervioso. También se volvió más consciente de las historias que se contaba a sí misma. Por ejemplo, si su jefe no le brinda comentarios positivos de inmediato, pensará: «¡Otra vez no! Otro jefe no me valora». El inútil diálogo interno de Joey era sólo una proyección del pasado hacia adelante. Darse cuenta de esto la ayudó a ver a su nuevo jefe a través de lentes neutrales.

4- Prueba las notas altas

¿A menudo sientes que estás en alerta máxima, como si estuvieras constantemente buscando amenazas? ¿Te preocupas mucho por la percepción que otras personas tienen de ti? Hasta cierto punto, esto es normal. Su mente está preparada para buscar peligros potenciales, pero sus esfuerzos pueden llegar a ser tan Se intensificó Después de experiencias dolorosas. Es por eso que es posible que aún sientas ansiedad constante incluso en un entorno nuevo y más seguro. La buena noticia es que puedes renovar tu enfoque. Intentar GustoEs una técnica psicológica que consiste en transformar momentos positivos fugaces en creencias positivas. Se ha demostrado que la degustación aumenta los sentimientos de felicidad, satisfacción y autoeficacia.

READ  Escritores gambianos no alcanzan el African Book Award 2022

Aquí hay algunos ejercicios que puedes probar:

  • Recuerdos positivos. Dedica 10 minutos al día a pensar en los pensamientos y emociones asociados con un momento agradable.
  • tres cosas buenas. Escribe tres eventos positivos todos los días y piensa por qué sucedieron.
  • Compartir con otros. Cree una práctica diaria de asociar los “picos diarios” con un ser querido o colega.
  • autocomplaciente. Disfruta de los momentos y momentos poderosos a lo largo del día.
  • Imaginación positiva. Piensa en el día siguiente e imagina en detalle todo lo bueno que podría pasar.

Compartir sus experiencias también puede ayudar a sanar. Todos se sentirán diferentes con la divulgación, pero abrirse a los demás una vez que haya generado confianza con su nuevo equipo puede ser un paso importante para algunos.

Sobre todo, recuerde que adaptarse a un nuevo rol puede resultar estresante incluso en las mejores circunstancias. Si te cuidas y practicas la autocompasión, podrás volverte más resiliente que nunca.

Sígueme LinkedIn. pagando para mí sitio web O algunos de mis otros trabajos. aquí.