Lunes, 26 de junio de 2017
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 25 de noviembre de 2016
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
ENTREVISTA

Enrique Orihuel: “Algunas cifras que se han dado sobre el turismo en la playa, eran exageradas”

Empresario y coautor del estudio del CES sobre el turismo en Gandia

[Img #34546]-Según el estudio que habéis elaborado con Salvador Gregori, ¿El turismo no es todo lo que se pensaba en Gandia?
-Lo que pensábamos es que había un mito, por decirlo de alguna forma, en el que se daban una serie de cifras que nadie había comprobado nunca, como que nos visitan entre 200.000 a 300.000 turistas en verano. Por otro lado, había una cifra que no se había publicado oficialmente de una contribución al PIB de menos del 12% o 15%.


-Y a partir de estos datos se decide hacer este estudio?
-Partimos de una curiosidad. Vamos a ver si esto es real, las comparamos con cifras de desempleo que se comentan cada verano. Pero por ejemplo, el mes que más baja se dice ‘el paro ha bajado en 200 personas’ y luego vuelve a subir y entonces la pregunta es ¿hay algo que no cuadra aquí?
Nos pusimos a trabajar sobre las curvas de evolución del paro registrado y la curva de evolución de afiliación a la Seguridad Social. Observamos que se repetía un patrón por el cual la afiliación a la Seguridad Social sube en verano, pero luego baja. Alcanza su máxima a fecha de 31 de julio y el paro baja en verano, siendo esta misma fecha donde se dan las cifras máximas y luego vuelve a subir.


-¿Pero en todo caso estamos hablando de 300 personas?

-Sí, a partir de ahí hemos trabajado estos dos cuadros. Al observar que cada año se producía este patrón nos dijimos, esto no puede ser casualidad, esto se debe a algo y ahí hicimos un tratamiento matemático con cálculo integral para ver cuál era ese impacto. Nos salen unas cifras muy sorprendentes porque todos creíamos que eran mayores.


-¿Nos referimos al impacto del turismo en verano?
- Sí, o sea, el impacto del turismo solo en verano. ¿Qué pasaría si no hubiera verano? Evidentemente habría turismo pero de una manera uniforme que es lo que tenemos como media el resto del año, con sus subidas y bajadas. Por eso decimos impacto sobre el empleo y afiliación.


-La variables sobre las que habéis trabajado en este caso ¿han sido siempre el empleo y datos de la seguridad social?
-Sí, paro registrado, porque hay otro paro que es el no registrado, que es la Encuesta Sobre Población Activa (EPA) y afiliación a la Seguridad Social, que no es todo empleo porque hay empleo no declarado.


-En algunos sectores de la hostelería se ha criticado este estudio porque dicen que faltan datos…
-Esto a mi me resulta muy curioso. ¿Qué datos faltan? ¿Dónde están? En la presentación dijimos que el 12% del empleo de esta ciudad corresponde a hostelería y turismo. Pero ese dato no me dice nada, porque la hostelería no es turismo. Turista es estrictamente la persona que no está empadronada en Gandia, que visita la ciudad y se queda a dormir por lo menos una noche.


-Pero la hostelería es un sector muy importante...

-Sí lo es y también se podría calcular, pero la hostelería existe aunque no existiera el verano.


-Lo otro, son los datos de ocupación de los hoteles…

-Fue muy discutido también el primer punto que expusimos. Lo del empleo y desempleo es muy poco discutible. He consultado con matemáticos y profesores de matemáticas, me han dicho que el tratamiento era correcto, es un patrón de cómo lo vas a medir. Nosotros en química este sistema de integración lo utilizamos para los análisis. Pero sí que había un dato que nos llamaba mucho la atención que no tiene que ver ni con el paro, ni con la afiliación que es el de cuánta gente nos visita, cuántos turistas nos visitan. No podemos contar, lo que en terminología de la Organización Mundial del Turismo llaman ‘excursionista’ que es el que viene a pasar el día. Nosotros podemos estimar cuál es el momento de máxima actividad turística. Esa es una cifra que se ha hablado de 200.000 ó 250.000...


-Y algún gobierno hasta afirmó 300.000 turistas en un fin de semana

-Eso nos parecía muy exagerado. Con la primera pregunta de la que parte este estudio, es decir si hay 300.000 turistas significa que han dormido por lo menos una noche, y ahí preguntamos, ‘y dónde duermen’. Hay una parte de estos turistas que están registrados en hoteles y apartamentos turísticos reglados. Pero hay otra cifra, que no se registra en el Instituto Nacional de Estadística que son las de los dos campings que hay en el municipio. Pero esa cifra es fácil de obtener, porque como son tan pocos, vas y preguntas. Si se suman los dos son unos 1.600 viajeros de cámpings, unos 6.200 en hoteles y, en apartamentos reglados, creo que hay unos 6.000 más o menos. Entre todos suman 13.300, y entonces te preguntas ¿en dónde está el resto?


-¿Siempre hablamos de días de pico máximo?
-Efectivamente. Pero, y el resto de turistas hasta 300.000 que ha dicho algún gobierno, ¿dónde están? Hablemos de posibilidades: en apartamentos de su propiedad, gente de Albacete, Madrid o Toledo... son turistas, pero aquí no cuenta como turista la gente de Gandia que tiene su apartamento en la playa, porque estos son residentes de Gandia. A esto hay que sumar a la gente que está en alquiler de apartamentos no reglados. Todos estos datos tienen que tener cierta coherencia y aquí hicimos una estimación basándonos en algo tan simple como el número de viviendas que hay en el distrito Grau - Playa, hay 22.200 más o menos, si hay una ocupación del 100%, consideras que hay un número de 13.000 de gente de Gandia que vive todo el año en la playa y hay otro número que se tiene que estimar es de la gente de Gandia que en verano está en la playa.
Lo haces desde varios puntos de vista y, al final, llegamos a una cifra que son 52.000 y al mismo tiempo que creemos que está mal, suponemos que no será superior a 60.000, ni menor de 40.000.
Hay una cifra más modesta de turistas que nos visitan que, según dijo el Presidente de la Asociación de Hoteles que fue 150.000. Si tenemos en cuenta esta cifra hay que meter 6 ó 7 personas por cada vivienda, eso sin contar hoteles, cámpings, y has de echar a la gente de Gandia que viven allí en verano para ocuparlas con turistas. Por eso decimos que no cuadran las cifras.


-¿Cuál ha sido la finalidad última del estudio?
-No es el hecho de que tengamos razón o no, la finalidad es que todos los veranos ya que se invierte dinero en promoción turística, pues que se invierta un poquito en una serie de encuestas bien hechas. Qué se pregunte a la gente si es de Gandia, si duerme en la playa, cuanta familia tiene, cuántos días se queda... para, con todo esto, tener una idea de la realidad.


-De todas maneras, el dato que dais de más de 51.000 ¿es muy alto?

-Es muchísimo, es casi traerse otra ciudad a la playa, el problema y, ahí paso al tema económico, es que apenas son dos meses cortos de temporada alta y luego colas de junio y septiembre. La estacionalidad no es la misma. Por ejemplo, los hoteles son los que más desestacionalizados están y los apartamentos reglados tienen como fuerte julio y agosto y el resto es casi testimonial.


-Con todos estos datos sobre la mesa ¿supondría que el PIB real del turismo sería un cifra muy baja?
-Las diversas estimaciones que se hacen en el estudio tienen un grado de fiabilidad muy diferente. La que más fiabilidad tiene es la del empleo y desempleo, que eso cualquiera lo puede ver, con método desde el ojímetro hasta más sofisticados, pero ahí están.
Por cierto, se puso una objeción sobre que hay mucha gente trabajando en Gandia que son de otros municipios, pero también hay gente de Gandia que trabaja en otros municipios. Y por lógica lo que estamos midiendo es el impacto sobre Gandia, no sobre Almoines o Bellreguard.
Lo más fiable de este estudio son los datos de empleo y desempleo, en segundo lugar el número de visitantes, aunque ahí pueden haber muchos márgenes de más o menos un 20% y luego la del PIT, que cómo se logra calcular, esa puede ser menor, pero sí que podemos decir que el resultado que nos da es de 6,81 y para llegar a esta cifra hemos tenido que poner diversas correcciones al alza, porque lo que salía inicialmente era un 3.


-¿O sea que se han hecho todas las correcciones al alza?

-Efectivamente. Hay datos que no dependen del empleo porque la forma de calcular es relacionándola con el empleo. El alquiler de apartamentos poco trabajo da, pero sí que da ingresos y hay negocios que a lo mejor tienen el doble de trabajo en verano pero que no multiplican por dos el número de personal.
Todo eso se ha tenido en cuenta. Es un sistema que en física se llama la estimación de Fermi que son magnitudes que no se pueden medir, pero que con una serie de supuestos puedes llegar a calcular y confías al menos en que aun- que te estás equivocando en cada paso que das una veces es a mayor y otras a menor y al final se compensa. Nosotros nos hemos equivocado intencionalmente a más.


-Pero, dos meses dan para muy poco…

-Efectivamente, lo que tiene masa crítica son los meses de julio y agosto y esto da para muy poco y un 6,81 es una cifra muy, muy alta.


-Sr. Orihuel, usted que sugeriría, mejorar desde el punto de vista de la administración y de los interesados la manera de medir los datos turísticos.
-Dijimos en la presentación una frase de Sherlock Holmes que ‘sacar teorías antes de cenar era un error’. Hay que tener los datos, pero lo que no se mide no se puede mejorar. Cuándo se sepa realmente lo que hay se analizará. A lo mejor nos estamos equivocando y promocionamos el turismo en Rusia y en una de esas hay que hacerlo en Albacete. Es por citar un ejemplo porque no tengo ni idea de turismo y lo reconozco, pero sin datos nadie tiene idea de turismo. Lo que decimos que hay que hacer es medir, invertir un poquito. Pero aquí tiene que invertir el sector turístico con la ayuda del Ayuntamiento. Ellos tienen que ser los primeros interesados en saber cómo está su mercado. Cualquier negocio lo hace. A partir de ahí se tomarán las políticas empresariales y públicas adecuadas y esto debe servir también, para saber si esas políticas adoptadas son buenas o malas para el turismo.
Pongo por ejemplo, la legislatura pasada discutíamos si toros sí o no en Gandia, alguien sabe si las corridas de toros son buenas o malas para el turismo, ¿cómo lo mido? Si voy a los cuatro bares de al lado de la plaza de toros me dirán que genial, y a otros, que no están tan cerca ni se enteraron. La única manera de evaluar una política como una promoción en el extranjero, un Fitur... es decir hago una política institucional, privada o mixta y lo mido comparándolo con otros años. Si las cosas han ido mejor o peor, pero eso es la lógica.

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas para comentar
Esta opinión es la de los lectores, no la de este medio.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Gente de la Safor
Gente de la Safor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress