Domingo, 23 de julio de 2017
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Joan Francesc Peris
Viernes, 16 de septiembre de 2016
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

“Yo quiero SPAMA Safor”

Por Joan Francesc Peris, Portavoz de Los Verdes

[Img #32867]Estos días, ha surgido un debate en Gandia alrededor del concurso público que ha convocado el Ayuntamiento para la contratación del servicio de recogida de animales en el municipio. Se ha centrado la discusión entre el concejal del área responsable y la Sociedad Protectora de Animales y Medio Ambiente de la Safor (SPAMA Safor) en la posibilidad o no de sacrificar los animales abandonados recogidos con el nuevo pliego. Antes de entrar en este aspecto concreto, que no es baladí ni mucho menos, quiero cuestionar el hecho mismo de sacar a concurso público la recogida de animales en Gandia. No lo comparto. Ni tan siquiera si se quisiera justificar por un ahorro en el coste económico del servicio que, hasta ahora y creo que sin queja alguna, ha venido prestando la Protectora desde hace muchos años a través de convenios con el Ayuntamiento de Gandia. Por aquello de la tan cacareada transparencia en la política, lo primero que debería haber hecho el gobierno municipal es justificar ante la ciudadanía el cambio de método de contratación de este servicio si es que tienen que hacer alguna o muchas críticas a la Protectora por los servicios prestados desde hace tanto tiempo. Porque, si no estoy en un error, creo que sigue vigente el artículo 18 de la Ley 4/1994, de 8 de julio, sobre protección de los animales de compañía que dice: “Para la recogida y retención de los animales abandonados y gestión de las adopciones, los ayuntamientos dispondrán de personal capacitado y de instalaciones adecuadas. En la prestación de este servicio, los ayuntamientos, sin perjuicio de su responsabilidad en el cumplimiento de la normativa aplicable, podrán concertar la ejecución con entidades externas, dando prioridad a las asociaciones de protección y defensa de los animales legalmente constituidas que lo soliciten. El destino de los animales recogidos sólo podrá ser una instalación inscrita en el registro oficial de núcleos zoológicos como centro de acogida de animales ya sea de titularidad municipal o privada”.

 

Es decir, que el Ayuntamiento podría haber seguido prestando el servicio de recogida y retención de animales, y véase que está en el marco de una ley protectora, a través de un convenio con SPAMA Safor, sin necesidad alguna legal de sacarlo a concurso. ¿Cuánto se pretende ahorrar con la participación de empresas? ¿30, 40 o 50.000 euros? ¿Con el riesgo seguro que se corre de que esas empresas, de otro lado, que yo sepa inexistentes en Gandia y comarca, intenten aumentar sus beneficios, como es obligación de todo buen empresario, con una gestión más barata del producto que tratan? El problema es que, aquí, lo que se trata no es de recogida de residuos sólidos, ni de aguas sucias, se trata de recogida de seres vivos, casi siempre perros y gatos, con sus sentimientos y sus derechos de animales de compañía. Si se tiene de verdad una clara conciencia animalista, si la prioridad es proteger a los animales y conseguir que los vuelvan a adoptar y si de verdad se tiene voluntad política, seguro que se encontraría de dónde sacar el dinero para la Protectora.

 

Parece ser que el actual gobierno municipal quiera olvidar su propia historia, la historia de la izquierda de Gandia al frente de la institución, que hace ya muchos años, trabajó codo con codo con la Protectora, cuando fue expulsada de Terrateig por una cacicada de la Alcaldesa del PP y se dio todas las facilidades posibles para que, con mucho esfuerzo de todos los miembros de la Protectora, se pudiese ubicar en terrenos de nuestro municipio, muy cerca de la Banyosa, al lado de la ronda de la N.332. Fue una epopeya para ellos y un éxito para toda Gandia que la Protectora tuviese acogida en nuestra ciudad y pudiese seguir prestando su magnifica labor de recoger, cuidar, mantener y dar en adopción a los animales que, lamentablemente, se abandonan. Eso, ahora, parece que se ha olvidado y se saca al mejor postor el servicio, sabiendo que las empresas están mucho más lejanas y valorando con el 50% de la puntuación la oferta económica. Es verdad que hay otro 50% de valoración subjetiva, entre ellas, el 5% para quien se comprometa a minimizar el número de eutanasias. Pero, claro, dicho así, no las prohíbe. Además, está claro que el 50% a la mejor oferta económica ante el 5% es muy desigual y entiendo y comparto la opinión de la Protectora contraria al pliego en este punto.

 

Pero hay más en el pliego municipal que se lo pone no difícil sino imposible a la Protectora. Se exigen unas instalaciones que no tiene la Protectora para la recogida y custodia no solo de perros y gatos sino también de porcinos, rumiantes, cabras, ovejas, équidos, reptiles... ¿Era esto necesario? ¿Tan usual es, en Gandia, que se abandone un caballo, una cabra o una vaca? ¿Estaremos en el Pirineo o en las montañas de Soria? Por Dios, es absurdo. Ante una circunstancia puntual de estas características se puede pedir a la Protectora una actuación extraordinaria para que presten el servicio pero exigir instalaciones permanentes para rumiantes y équidos y para anfibios y reptiles es simplemente un despropósito o una voluntad manifiesta de que la Protectora de Gandia y de la Safor no pueda presentarse al concurso ni nadie de la comarca. En cambio, no he encontrado, en la puntuación del concurso, porcentaje alguno que se adjudique por el hecho de ser Protectora, como creo se podría derivar de la letra del artículo 18 de la ley antes citada.

 

Por eso, en este debate, como Portavoz de Los Verdes de Gandia quiero mostrar, públicamente, nuestro apoyo decidido a la Sociedad Protectora de Animales y Medio Ambiente de la Safor, agradecerle todos sus esfuerzos de tantos años en la defensa de los derechos de los animales y pedir al gobierno municipal la declaración de desierto del concurso convocado y rogarle encarecidamente que siga la tradición animalista de nuestra ciudad y convenie el servicio nuevamente con una Protectora de la que muchas personas nos sentimos orgullosas, mucho más cuando pudimos caminar, junto a sus socios y socias, las calles de Gandia y el Grau en la lucha ciudadana contra el maltrato y muerte de los toros.

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas para comentar
Esta opinión es la de los lectores, no la de este medio.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
encarna
Fecha: Sábado, 17 de septiembre de 2016 a las 00:13
Por lo que se la recogida de las perreras nunca es más barata sino todo lo contrario, con lo cual no sé que intereses ocultos hay. Eso sí, no molesta al ayuntamiento con expedientes y denuncias contra dueños de mascotas abandonadas, con lo cual su trabajo es menos molesto para estos entes. Eso sin contar con la molestia que supone para los dueños ir a cientos de kilómetros a recoger a su animalito extraviado y el estrés que sufre el animal. Debería de primar siempre el beneficio de los animales y nunca el del ayuntamiento. Siempre antes una protectora que una perrera.

Gente de la Safor
Gente de la Safor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress