Jueves, 23 de marzo de 2017
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Juan López - @oseuankenobi
Lunes, 30 de noviembre de 2015
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

Bajar la crispación

Después de la investidura del actual gobierno en el pasado mes de junio y viendo la respuesta del Partido Popular antes y después de que ésta tuviera lugar, sabíamos que nos esperaba un tiempo de tensión.


 

No gobernar significaba para el Partido Popular perder su aparato clientelar instalado en el oscurantismo hacia la oposición y en la empresa pública IPG, tan oscuro que ni acudiendo al juzgado la oposición fue capaz de fiscalizar al gobierno anterior y si en algún momento lo hizo fue castigada viendo como mermaba el personal que se habría de encargar de fiscalizar el trabajo del gobierno, como sí ocurre hoy en día.


Estaremos de acuerdo que una cosa es fiscalizar desde la oposición y otra bien distinta sembrar la duda sobre adjudicaciones según ellos dudosas.


No se puede tirar la piedra y esconder la mano, hay que aportar pruebas de lo que se acusa.
Vayan ustedes al juzgado si tan claro lo tienen.


¿O es que no lo tienen tan claro y lo único que han querido hacer era sembrar la duda sobre estas adjudicaciones?


A lo mejor deberíamos preguntarles a las empresas que se han adjudicado las obras qué piensan de como se ha llevado a cabo el proceso.


Sobre ellos también han sembrado dudas sin prueba alguna.


Empresas de la comarca, las cuales también habían trabajado en la legislatura anterior con el Partido Popular.


Lo que llama la atención es que días antes de estas declaraciones envenenadas del Partido Popular, Ciro Palmer y su partido habían pedido, como dando un toque de atención, bajar la crispación política en Gandia.


Lo hacía la persona a la que insultaron y zarandearon los afines del Partido Popular en el pleno de investidura y a la que el señor Torró, depende de como se levante, o le hace un traje o se lo ajusta.
¿Cómo va a bajar la crispación la oposición si en los plenos, algunos miembros faltan continuamente al respeto al gobierno en sus intervenciones y les hacen con la mano el gesto de "Después de generales os mandamos fuera”?


¿Quien aumenta la crispación?


A lo mejor el toque de atención no iba dirigido a todos.


Lo dicho, nos espera una legislatura caliente.

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas para comentar
Esta opinión es la de los lectores, no la de este medio.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Gente de la Safor
Gente de la Safor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress