Gente de la Safor

Bienvenidos a Spain News Today.

Yo estaba en shock. Fue una locura: Armando Chachoa en su viaje del Tottenham al Atlético Baleares | Copa Del Rey

TTal como lo recuerda Armando Chachoa, la historia comienza en un almacén abandonado en algún lugar de Rusia. Cuando casi se dice, el ex mediocampista del Tottenham hace una pregunta propia. La entrevista acaba de terminar sin preguntar sobre hombres como John McDermott, Justin Cochran, Matt Wells o Scott Parker, por lo que dice algo sobre él tanto como dice sobre ellos, y solo la respuesta puede ser naturalmente: «¿Está bien si hablo de los entrenadores que tengo, porque fueron muy importantes en mi viaje?»

A los 21 años, todavía nos queda mucho camino por recorrer: la siguiente parada en los octavos de final de Copa del Rey del domingo ante el Valencia en favor del Atlético Baleares, único club de tercera división del Mallorca que queda en la competición, que ya ha sido eliminado del torneo. dos primero Dividir. También es inusual y multinacional. Chashua tiene herencia egipcia, estadounidense, venezolana y española, nació en Londres, asistió a una de las instituciones más inglesas de la historia y es residente de Harrow como Lord Byron y Winston Churchill. Sus primeros recuerdos futbolísticos vienen de Seton, Moscú.

«Vivíamos en Rusia porque mi papá trabajaba allí. No recuerdo muy bien porque solo tenía 4 años, pero contrató a un entrenador para mi hermano y para mí. Íbamos a un almacén abandonado y trabajábamos con una pelota sin superficie plana, así que rebotaba extrañamente en las paredes para probar tu toque. Y ahí es donde empezó todo».

Fue un comienzo poco ortodoxo, pero funcionó. Armando y Samuel, de 17 meses, pronto se incorporaron a los Spurs. Armando, que no lleva el nombre de Maradona aunque es un «eslabón bonito», se incorporó a las sesiones del viernes en el Tottenham Lodge con siete años y avanzó a la Sub-23 con la que se marcha en enero de 2020. Ahora, ambos están en España: Armando en Baleares; Samuel en segunda clase Tenerife.

READ  El CEO de McLaren, Zak Brown, 'espera' que Lando Norris se recupere a tiempo para el GP de Mónaco

Shashua sonríe. «Mi madre pasó tantas horas llevándonos al fútbol que le devolvió el golpe: todo el amor del mundo es para ella. Y creo que mi padre está contento de no haber donado el dinero que enviamos a Harrow, que habría proporcionado una carrera». camino y una ‘vida normal’”.

Alejandra es una psicoterapeuta venezolana-española, Mark es el director ejecutivo egipcio-estadounidense de la multinacional Hyve events y un «gran y descomunal admirador de Matt Le Tissier». Sus hijos son elegibles para jugar para los cuatro países e Inglaterra con sus pasaportes británicos. «Nací en Chelsea, fuimos a Rusia, volvimos, vivíamos en el campo», dice. «Jugué para los London Colney Colts, un cazatalentos del Tottenham me vio. Mi hermano fue a Harrow, yo me mudé a Battersea para terminar la escuela secundaria y luego fui yo también».

Harrow es una escuela de rugby y mundos distintos al N17, donde Shashoua habría encontrado rechazo. «Realmente no lo entendí», dice. «Definitivamente me sentí un poco diferente, al pasar del internado al entrenador, pero eso realmente me ayudó a lidiar con una variedad de cosas; diferentes culturas, personas, educación, estilos de vida y formas de pensar. Mis amigos de los Spurs y mis amigos de la escuela pasan el rato juntos. Es Es curioso cómo se cruza y funciona bien. Nunca me he sentido como un paria.

«Es algo que he aprendido más de los entrenadores: ‘Eres lujoso, puedes arreglar tu vida’. cuanto es el tuyo De Verdad ¿lo quiero?’ Esto no excita. Depende de usted demostrar: «No, quiero jugar porque amo el fútbol». Los maestros pueden decir: «Sería mejor que hicieras X». Pero eso es lo mucho que lo quieres, básicamente».

Mucho y hubo apoyo también. Los profesores estuvieron de acuerdo con la ausencia porque fue muy bueno; Spurs proporcionó maestros hasta los niveles A en Matemáticas y Economía. Hay calidez y gratitud cuando habla de sus entrenadores. McDermott, director de la academia, «te fortalece mentalmente, te prepara para el mundo exterior». Cochrane lo hace todo fácil. Parker, «a quien desearía que el 1% pudiera ver dentro de mí». Gales: «obsesionado» con estudiar fútbol «hasta un grado ridículo».

Armando Chachoa vence al Celta de Vigo Denis Suárez en sus últimos 32 partidos de Copa del Rey.
Armando Chachoa vence al Celta de Vigo Denis Suárez en sus últimos 32 partidos de Copa del Rey. Foto: Imágenes deportivas de calidad / Getty Images

«Les está yendo muy bien en Bournemouth, lo que me hace muy feliz», dice Shashua. «La forma en que jugamos en la Sub-17 y Sub-18 con ellos te recordará a Pep». Creció como fanático del Arsenal – ‘Amo a Santi Cazorla’ – pero unirse al Tottenham cambió eso y se convirtió en sus verdaderos ídolos, Xavi Hernández y Andrés Iniesta. Y por eso lleva el número 6. «Para Thiago [Alcântara] Dice sonriendo. Dice que el Barcelona de Guardiola tenía «magia», pero también «ama» al Real Madrid. El siguiente paso es lógico.

«Mis amigos en Londres: a veces solo envías una foto. Estás en la playa y te envían lluvia», se ríe. Pero no esto. «España ha estado en mi mente durante un tiempo y creo que podría encajar en mi estilo, pero estaba concentrado en la clasificación en Tottenham. La liga sub-23 es genial, pero los entrenadores no la ven como una ‘liga real’ en términos de experiencia, así que quería jugar partidos y vino el Atlético.

«Mi hermano se había ido hace un par de años y le estaba yendo muy bien, lo que abrió el camino. Este era un préstamo de enero y no encontré la manera de entrar». [Spurs] Primer equipo. Pensé: «¿Por qué no?» Así que fui allí y…”

Shashua entrega la línea de meta con una perfecta sincronización cómica: «… las cosas no salieron bien».

En Mallorca, Armando vivió brevemente con Samuel, aunque no jugaron juntos. También vivió con el internacional escocés sub-21 Jordan Holsgrove, que ahora milita en el Celta. Pero la jugabilidad era diferente. «El entrenador dijo que no estaba seguro de quién era yo, solo que era el hermano de Sam. El entrenador fue el que más me fichó. Luego llegó Covid. Jugué una vez y la temporada se canceló».

«Sin embargo, me ofrecieron un contrato la temporada siguiente. Hay mucho movimiento ascendente en las divisiones inferiores en España, así que pensé: ‘Lo intentaré de nuevo, esto puede funcionar'».

Ella tiene. «El escenario en Baleares es fantástico», dice Shashua. «Tenemos un dueño que realmente se preocupa, un nuevo estadio, buenos ojeadores, un director técnico. Nuestro gerente [Xavi Calm] Muy, muy bien: lo amamos.” Están en una buena posición para intentar ascender y en Copa no solo eliminaron al Getafe, les ganaron 5-0, y la isla se volvió ingobernable.

“Estaba en estado de shock, fue una locura”, dice Shaswa. “En un momento nos quedamos con el balón y la afición lo hizo bienvenidos Y todo se siente surrealista. Sobre todo porque en la última vuelta fuimos a un equipo de nuestra división y íbamos perdiendo hasta que nuestro portero marcó en el minuto 94. Fui a la tanda de penaltis -me salió mal la tanda de penaltis- y la pasé, luego fui y le gané al Getafe 5-0.

«Había tres equipos en nuestro bombo, Barcelona y Madrid en el otro equipo. Y resultó que fuimos nosotros los que el no hizo Tráelos. Piensas: «Ah, tan cerca» porque eso es un sueño. Pero juegas en el equipo de primera división, que es genial de todos modos».

Superarlos también, vencer al Celta por 2-1 dejando al Baleares para enfrentarse al Valencia, es la historia de la temporada. «Estamos todos tan felices, tan felices. Estaba hablando con alguien en el campo después del partido del Celta diciendo: ‘¿Sabes qué? Vamos a ganarlo. Para ganar la copa. ¿Por qué no?’ Las probabilidades son escasas, pero así es el fútbol. El sueño te lleva.