Gente de la Safor

Bienvenidos a Spain News Today.

Un “punto bajo” en la historia del Comité del Patrimonio Mundial y la política “pisotean” los derechos humanos del pueblo Karen | la gran Barrera de Coral

A lo largo de la frontera de Tailandia con Myanmar, en bosques ricos llenos de flora y fauna raras, los indígenas Karen luchan por el derecho a vivir en su tierra tradicional.

El mes pasado , La agencia de derechos humanos de las Naciones Unidas dijo La familia Karen continuó siendo expulsada por la fuerza del bosque Kaeng Krachan. La agencia dijo que la solicitud de Tailandia de que el bosque sea incluido en la lista del Patrimonio Mundial debería ser rechazada.

La UNESCO llegó a una conclusión similar. Sin embargo, en la reunión del Comité del Patrimonio Mundial, los 21 estados miembros reconocieron a los bosques con su codiciado estatus global.

Al igual que la decisión de no poner la Gran Barrera de Coral en la Lista del Patrimonio Mundial “en peligro”, la inscripción de Kaeng Krachan es parte de lo que los conservacionistas dicen que es una politización preocupante de las decisiones del Patrimonio Mundial.

Las Naciones Unidas dijeron que la gente de Karen está bajo amenaza y desalojo forzoso de sus tierras tradicionales, y que sus casas en Kaeng Krachan están siendo incendiadas. Lo que se cree que son los restos de un defensor de la tierra de Karen, Volachi “Billy” Rakchungcharoen, fueron encontrados en un barril de petróleo en una presa en el bosque en 2019.

Aldeanos bañándose en el lado tailandés del río Salween
Los aldeanos se bañan en el lado tailandés del río Salween en la provincia de Mae Hong Son. El pueblo indígena Karen está luchando por sobrevivir en su tierra. Foto: Lillian Swanrumfa / AFP / Getty Images
Inmigrantes Karen en bicicleta en Tailandia
Los migrantes karen que viven en Tailandia se congregan en la ciudad de Mae Sam Lipe en el lado tailandés del río Salween. Su tierra tradicional, el bosque de Kaeng Krachan, está catalogado como Patrimonio de la Humanidad. Foto: Lillian Swanrumfa / AFP / Getty Images

Gente Karen de la aldea de Bang Kloi Reunidos frente al Ministerio de Medio Ambiente en Bangkok En las horas previas a la decisión del Patrimonio Mundial, pintaron la placa de identificación del ministerio con pintura roja.

Momentos después, Chrissy Grant, directora ejecutiva de The Foro Internacional de Pueblos Indígenas sobre el Patrimonio Mundial, el comité de decisión fue “Uno de los puntos más bajos de la historia [world heritage] convenio. tratado” Ha “pisoteado” la dignidad y los derechos humanos de Karen.

“Es el resultado de una presión altamente politizada y un trueque basado en los intereses económicos de los miembros del comité”, dijo.

Manifestantes sosteniendo una pancarta
Manifestantes y policías durante una manifestación por los derechos territoriales organizada por miembros de la comunidad indígena Karen en Bangkok. Foto: Jack Taylor / AFP / Getty Images

Australia guardó silencio durante La decisión de Kaeng Krachan. Solo Noruega habló para defender el consejo de la ONU, y luego le dijo a Guardian Australia que la inscripción entra en conflicto con la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y otras convenciones.

Pero fue solo una de las varias ocasiones en las que los miembros de la comisión, incluida Australia, desobedecieron los consejos de la UNESCO.

El ejemplo más llamativo fue la negativa a recomendar poner el sistema de arrecifes más grande del mundo, la Gran Barrera de Coral, en una lista “en peligro”, una llamada que provocó un esfuerzo de cabildeo internacional total de Australia que retrasó la decisión hasta en al menos 2022..

La carta impía de Australia

Los asesores de la ONU para la UNESCO dijeron a The Guardian Australia que existe una creciente preocupación de que la comisión se esté alejando de los consejos diseñados para preservar los lugares más privados del mundo.

Hace tres años, cuando Australia fue elegida miembro del Comité del Patrimonio Mundial, hizo un emotivo compromiso de que no apoyaría la inclusión de sitios en la lista si violaban el consejo.

Jefe de la delegación australiana Stephen Oxley, En la reunión de 2018 en Bahréin Acerca de un “problema malicioso” fue “socavar la credibilidad” de la Convención del Patrimonio Mundial.

Dijo que hay una tendencia creciente en el comité a ignorar “un buen asesoramiento técnico” y “el comité debe hacerlo mejor”. Australia será un “defensor de la integridad técnica de la Comisión”.

“Y ahora dejaré claro que no apoyaremos la inclusión de lugares en la Lista del Patrimonio Mundial donde el consejo que tenemos ante nosotros es que no deben inscribirse”, dijo Oxley.

Pero Australia incumplió esa promesa más de una vez durante la reunión del mes pasado.

Imogen Zethoven, asesora de patrimonio mundial de la Sociedad Australiana de Conservación Marina, dice que el arrecife fue uno de los siete sitios recomendados por la UNESCO antes de la reunión para ser incluido en una “lista de peligro”. Australia se ha opuesto al consejo de la UNESCO sobre los Siete. Ninguno de los sitios, incluido el arrecife, se incluyó en la lista.

Zethoven dice que Australia ha abandonado su compromiso y que el gobierno de Morrison ha concluido un “pacto impío” para evitar incluir los arrecifes en la lista.

Después de que la UNESCO recomendó que el panel pusiera los arrecifes de coral en su lista de ‘en riesgo’, Australia respondió con un ataque de presión que puso a la ministra de Medio Ambiente, Susan Lee, en un avión diplomático a Europa y envió embajadores a Canberra para un día de buceo en Port Douglas.

Los miembros del Comité Bahrein, Saint Kitts y Nevis, Etiopía, Hungría, Malí, Nigeria, Arabia Saudita, Omán, Bosnia y Herzegovina, Rusia y España presentaron una enmienda en apoyo de Australia.

Durante la reunión, Tailandia dijo que también respaldaba las súplicas de Australia de no poner los arrecifes en la lista de peligro.

Al mismo tiempo, Australia ha aceptado el bloqueo Recomendación “En peligro” para el sitio web de Budapest de Hungría y para el registro Un antiguo sitio de arte rupestre en Arabia Saudita, nuevamente en contra del consejo de la UNESCO.

Una roca tallada en los pozos de Hama en Najran, Arabia Saudita
Australia ha votado a favor del registro de un antiguo sitio de arte rupestre, Abar Homa en Najran, Arabia Saudita, en contra del consejo de la UNESCO. Foto: Eric Laforge / Gamma Ravo / Getty Images
Una roca tallada en los pozos de Hama en Najran, Arabia Saudita

La UNESCO también dijo que hay más trabajo por hacer Ante un emplazamiento en la capital española Madrid – Paseo del Prado y Buen Retiro – deben ser considerados Patrimonio de la Humanidad. Australia fue uno de los 12 miembros del comité que ideó una enmienda para ignorar el consejo de la UNESCO, otorgando al sitio el estatus inmediato de Patrimonio Mundial.

El embajador de España ante la UNESCO, Andrés Perillo, ha Confesado a los medios españoles Hizo un trato con Australia en los días previos a la reunión.

Perillo dijo que España apoyaría la prohibición de los consejos de la UNESCO sobre los arrecifes de coral, y Australia apoyaría la inscripción de la calle Madrid del siglo XVIII.

Parque del lago del Retiro en el Parque del Buen Retiro con un monumento al rey Alonso XII en un día soleado de verano en Madrid
El embajador de España ante la UNESCO, Andrés Perillo, reconoció haber llegado a un acuerdo con Australia en los días previos a la reunión del comité. Los españoles Paseo del Prado y Buen Retiro han sido reconocidos como Patrimonio de la Humanidad, en contra de los consejos de la UNESCO. Foto: Lingxiao Xie / Getty Images

Política sobre conservación

Stefan Disko, asesor de patrimonio mundial del grupo mundial de derechos humanos, el Grupo de Trabajo Internacional sobre Asuntos Indígenas, dice que Australia estaba al tanto de las cuestiones de derechos humanos en Kaeng Krachan porque expresaron su preocupación en la reunión del comité hace dos años.

“Nada ha cambiado”, dijo, “pero Australia se ha mantenido completamente en silencio”. “Es espantoso. Han hecho la vista gorda ante los peores tipos de violaciones de derechos humanos.

“Deberían haber hablado. Uno espera que un país como Australia apoye los derechos humanos, no se involucre en este comportamiento espantoso”.

Dijo que el aparente acuerdo de Australia y otros países en el panel “socava totalmente la credibilidad del acuerdo”.

Hace dos años, WWF International publicó un informe que decía que los intereses políticos entre los panelistas estaban cada vez más por encima de la conservación.

“En lugar de politizar, instamos a las partes a invertir tiempo y esfuerzo valiosos para garantizar que estos sitios estén bien mantenidos y administrados”, dice Aslihan Tumer, Jefe de Campañas Globales de WWF International.

Peter Shade es Asesor Principal del Patrimonio Mundial de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), el grupo que lidera el asesoramiento de la UNESCO sobre sus sitios naturales, como la Gran Barrera de Coral y el Rey Krachan.

“La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y muchos otros han expresado su preocupación por la creciente brecha entre las decisiones del Comité del Patrimonio Mundial y el asesoramiento técnico y las recomendaciones de los órganos asesores”, dice.

El jueves, el senador del Partido Verde, Peter Wish Wilson, preguntó al gobierno australiano si había hecho algún trato con otros miembros del comité. La senadora liberal Jane Hume respondió que la discusión entre los miembros del comité se mantendría confidencial.

Guardian Australia preguntó a la oficina del ministro de Medio Ambiente, Sussan Ley, si se había hecho algún trato para asegurar el apoyo a su posición en el arrecife.

En un comunicado, un portavoz del gobierno dijo que el gobierno estaba “comprometido a apoyar un sistema basado en reglas y, como miembro del Comité del Patrimonio Mundial, Australia respeta un enfoque técnico del trabajo de los comités”.

“Australia participó de manera constructiva con los miembros del Comité y basó sus decisiones en los méritos de cada titularidad e información de los órganos asesores y de los Estados Partes”.

La portavoz dijo que Australia no era uno de los 10 países que propusieron modificar Kaeng Krachan para ser registrado. Dijo que los órganos asesores y el consenso del panel habían reconocido el sitio de valor mundial excepcional y, por lo tanto, “Australia no se opuso a la inclusión”.

“En última instancia, es el Comité del Patrimonio Mundial el que tiene la última palabra sobre si la propiedad está inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial”, dice el comunicado.

READ  eXp World Holdings expande sus operaciones inmobiliarias en