Gente de la Safor

Bienvenidos a Spain News Today.

¿Qué lecciones se pueden aprender del rango de precios ibérico?

LONDRES (ICIS)–La implementación de aún más topes de precios en Europa se promociona como una solución potencial que los políticos podrían usar para abordar el aumento de los precios de la electricidad.

Si bien los topes de precios son efectivos para reducir los precios de la electricidad para los consumidores, como se vio en el caso de España y Portugal, también tienen muchas consecuencias no deseadas.

En este análisis, examinamos la efectividad de los precios máximos relacionados con la excepción ibérica mientras el mercado espera más detalles.
Medidas apropiadas de intervención en el mercado
La Comisión Europea es implementar.

En resumen, si bien hay una reducción sustancial en el precio, la reducción artificial del precio de la electricidad a través de un tope en el gas conduce a un aumento en la demanda y producción de gas. Esto, a nivel europeo, podría empeorar la crisis actual, ejerciendo más presión sobre los márgenes ya ajustados de cara al invierno.

Límite de precio de la península ibérica – Antecedentes

El 8 de junio, la Comisión Europea dio luz verde a la ‘excepción ibérica’, que permite a España y Portugal bajar artificialmente los precios totales de la electricidad al limitar el precio del gas utilizado para generar electricidad.

El gas consiste en pagos directos a generadores a gas que cubren la diferencia entre el precio mayorista y el tope.

El límite aumenta en 5 €/MWh cada mes hasta el 31 de mayo de 2023, lo que eleva el límite a 40 €/MWh durante los primeros seis meses del período de límite. El rango medio global será de 48,8 €/MWh.

Como analizamos anteriormente, España y Portugal tienen el nivel más bajo de interconexión entre los países europeos según lo definido por la Comisión Europea. Solo sobre esta base, es poco probable que veamos un precio máximo uniforme en España aplicado en todos los países, que en algunos casos tiene múltiples correlaciones.

Análisis de impactos clave

READ  The Greyhound Rescue Group ayuda a los perros en la transición de una vida callejera en España a una dulce vida en Florida

Precio

El principal objetivo de la intervención en el mercado a través de un tope de precios es reducir los precios de la electricidad desde sus actuales niveles astronómicamente altos en beneficio del consumidor final. En este sentido, el precio tope ibérico ha funcionado como se pretendía.

Los precios spot de la electricidad en el pool ibérico han promediado 149 €/MWh desde que comenzó el price cap. Esto se compara con un precio medio de 332 €/MWh sin el tope. Calculando el gravamen sobre las plantas de gas, esto equivale a un beneficio neto de 54,25 €/MWh en precios más bajos en general.

Los precios más bajos conducen a una respuesta de la demanda más suave al limitar la destrucción de la demanda. De hecho, como se explica a continuación, el gas subsidiado y de menor precio conduce a una mayor demanda.

Fuente: OMIE, ICIS

Negociación neta

Uno de los principales efectos de la caída de los precios spot fue el cambio del delta entre España y Francia, lo que provocó un aumento de las exportaciones.

Desde que se implementó el tope de precios, las exportaciones de España a Francia han sido en promedio 1,6 GW más altas en comparación con el mismo período del año pasado. Parte de esto puede deberse a las bajas reservas de energía nuclear; Sin embargo, el descuento extremo entre el mercado al contado español y francés se debe principalmente al rango de precios.

Esto pone de relieve el mayor riesgo de limitación de precios si no se implementa uniformemente a través de las fronteras. Los consumidores españoles están subsidiando efectivamente a los consumidores franceses con electricidad más barata, que finalmente se recupera de los consumidores a través de impuestos y gravámenes.

Al mismo tiempo, el aumento de la demanda de exportación aumenta la demanda de producción adicional de gas. España, por primera vez, importó gas francés en agosto, que en términos energéticos fue efectivamente exportado a Francia a través de conexiones eléctricas.

READ  Neymar es el objetivo número 1 del Barcelona en verano

generación

La producción a gas en España ha aumentado en lo que va de año como resultado tanto de la baja disponibilidad de agua como de las restricciones de precios.

La producción de gas fue de 8,2 TWh en agosto, frente a los 5,3 TWh del mismo mes del año pasado, mientras que promedió 6,45 TWh en 2022 frente a 4,4 TWh en 2021.

La alta quema de gas se ve exacerbada por la disponibilidad muy limitada de energía hidroeléctrica en la Península Ibérica. La generación hidroeléctrica mensual promedió 1,8 TWh en lo que va del año en comparación con los 3,2 TWh en 2021, cayendo a 1,3 TWh en julio.

Si bien es difícil separar el aumento de la producción de gas entre el precio máximo, la alta demanda de exportación y los bajos niveles de agua, el precio máximo ha empujado al gas por delante del carbón en el orden de mérito en un momento en que el mercado enfrenta escasez de suministro en medio de la disminución de la energía nuclear francesa. energía. Disponible.

Calculando el coste marginal del gas con un precio del combustible de 40 €/MWh (el nivel actual del tope) se observa que la planta de gas menos eficiente (con un coste marginal de 195,23 €/MWh) está por delante de la planta de carbón más eficiente ( 212,01 €/MWh en orden de mérito) en términos de coste.

Si bien el mercado se enfrenta principalmente a una crisis de suministro de gas en medio de la amenaza de los recortes de suministro de Rusia, el aumento artificial de la demanda de gas podría empeorar la escasez actual.

Conclusión y posibles resultados

En resumen, la implementación de un precio tope, si bien logra reducir los precios de la electricidad, conduce a señales de precios distorsionadas:

  • Aumentar las exportaciones a los países vecinos debido al cambio en la distribución transfronteriza
  • Los límites requerían la destrucción de la demanda de energía mediante la reducción de los precios y el aumento de la demanda de gas durante la escasez de suministro.
  • Lleva el gas por delante del carbón en orden de mérito
READ  La Cataluña española lleva a cabo elecciones regionales, poniendo a prueba la fuerza de los separatistas

Al limitar los aumentos de precios, limita la reducción de la demanda, lo que significa que incluso si la acción no logra corregir el problema de la demanda, el aumento de la demanda empeora el equilibrio general. Por lo tanto, como han sugerido innumerables propuestas, un tope de precios solo aborda el síntoma (precios más altos) y no la causa (oferta escasa), lo que en realidad lo empeora.

En España, esto se ve agravado por los bajos niveles de agua y la alta demanda de refrigeración en verano. En el contexto de Europa, los niveles de agua en los mercados son igualmente bajos. Un tope al gas empeoraría la dinámica general, combinado con las bajas reservas nucleares francesas y el riesgo actual de suministro de gas.

Además, España tiene un bajo grado de interconexión con el resto de Europa. Un precio tope solo es efectivo si no distorsiona una gran parte del mercado. Para otros países, un precio máximo provocaría una grave distorsión de los flujos transfronterizos y daría lugar a una mayor volatilidad de los precios.

Aunque un tope de precios al estilo ibérico para el resto de la UE puede no tener mucho sentido desde la perspectiva del mercado de la energía (o del gas), es una opción viable que se está considerando seriamente debido a sus ventajas políticas. Ayudará a proteger a los consumidores de los precios vertiginosos y frenará la inflación en toda la UE, que se está volviendo cada vez más problemática para Europa.