Gente de la Safor

Bienvenidos a Spain News Today.

Hay una razón simple por la que España está tan golpeada por el virus corona, comentarios y grandes historias

Los políticos aquí están desconcertados sobre por qué el país europeo está siendo golpeado duramente por la epidemia del virus corona. También culparon a la irresponsabilidad de la juventud, la incapacidad de los latinos para mantener la distancia, la inmigración, etc. Sin embargo, esta vez la respuesta está justo delante de sus narices: nada ha reducido la propagación del virus por su propia incapacidad.

Los españoles soportaron pacientemente el encarcelamiento más difícil de Europa durante la primera ola del virus en marzo, y sufrieron graves pérdidas económicas para salvar la vida de sus mayores y los más vulnerables. Somos muy disciplinados al seguir reglas como usar máscaras, que son utilizadas por más del 84 por ciento de las personas.

Sin embargo, hoy vemos nuestros sacrificios desperdiciados por una clase política cuyo trato no ha terminado.

El lunes, el gobierno de Madrid impuso un cierre parcial de 37 áreas; El miércoles pidió asistencia militar de emergencia y envió al menos 300 médicos después de ser arrastrado por una nueva ola de infecciones.

El virus estaba bajo control en España cuando se levantó el estado de emergencia el 21 de junio. El Primer Ministro anunció la victoria de Sánchez en Pointe – Pitre y dispuso el aflojamiento inmediato de la cerradura, que incluyó la reapertura del sector turístico. La responsabilidad de la gestión sanitaria se trasladó de un gobierno central a las 17 comunidades autónomas del país que manejaron epidemias (que llevaron a tasas de mortalidad e infección salud-laboral en España) que no funcionaron bien. El hecho de que haya pocas excepciones, como la parte norte de Asturias, solo subraya el fracaso generalizado.

READ  Francia, Alemania y España avanzan con programa jet | Noticias | D.W.

Antes de esta segunda ola, hubo mucho tiempo para que los países asiáticos tomaran acciones que mostraran su efectividad y redujeran el impacto de la epidemia en países vecinos como Portugal.

Pero nuestros políticos decidieron ignorarlos: los sistemas de salud no se han fortalecido, no se han hecho planes para reabrir escuelas y no se ha implementado el sistema de monitoreo recomendado por todos los expertos.

Una clave para minimizar la propagación del virus es realizar tantas pruebas de reacción en cadena de la polimerasa como sea posible en contacto con las víctimas. Pero el número de casos potenciales en España es menor que en Zambia (9,7 por casos confirmados de Covid-19), una cuarta parte en Italia (37,5) y el vigésimo en Finlandia (185).

Nuestros políticos tienen poca motivación para luchar por la excelencia porque saben que los españoles son leales a sus partidos y leales a sus equipos de fútbol favoritos.

La ideología y los prejuicios de los candidatos pesan más en las elecciones que su productividad, honestidad y experiencia, enviándoles el mensaje de que su éxito no depende de su gestión ni de los resultados que obtengan. Si la epidemia nos ha enseñado algo, es demasiado costoso no ser los mejores en nuestro liderazgo.

La segunda ola ya estaba en marcha, aunque los partidos políticos continuaron eludiendo la culpa de la primera ola.

Ahora está fuera de control y docenas de ubicaciones tienen restricciones de bloqueo. Los hospitales con una escasez crónica de médicos están disfrutando de Teja Wu. Según la Comisión General de los Colegios Oficiales de Medicina de España, los trabajadores de la salud que aclamamos como héroes en marzo y abril son considerados “el escenario del odio y la ira de nuestros líderes políticos”.

READ  Aeropuerto de Stanstadt y Luden: Asesoramiento reciente del Ministerio de Relaciones Exteriores sobre viajes a Portugal, Francia, España, Alemania e Italia

Por supuesto, estas decepciones no son exclusivas de España. Desde Estados Unidos hasta Filipinas, la aparición de epidemias y populismo y extremismo en todo el mundo está impidiendo respuestas basadas en el conocimiento, la ciencia y la gestión eficaz. Pero para España, estos temas trascienden la situación actual.


España se ha visto una vez más afectada por un brote de coronavirus. Foto: REUTERS

Nuestros partidos políticos se han convertido en organizaciones cerradas a talentos externos. Los españoles no seleccionan candidatos individuales, sino que eligen una lista regional de partidos con candidatos seleccionados por los partidos en un proceso que cuenta más que la maniobrabilidad y las relaciones. La mayoría de nuestros delegados llegan a puestos de responsabilidad sin experiencia más allá de la política. En 2018, solo el 36 por ciento de los miembros del Congreso anunció que alguna vez había trabajado en el sector privado.

En circunstancias normales, el estancamiento político de España fue mínimo. Pero la epidemia ha revelado un hecho doloroso: la ineficiencia mata vidas y destruye economías. Esto es evidente en la región de Madrid; Hoy en día, el centro financiero y gubernamental de España se encuentra en una situación desesperada.

Nueva York y Madrid se encontraban en una situación similar en junio. Después de estar inicialmente severamente infectada con el virus corona, ambas ciudades parecían estar bajo control. Desde entonces, el número de casos se ha elevado a 772 por cada 100.000 habitantes en la Comunidad de Madrid, mientras que Nueva York ha mantenido la situación bajo control con 28 contagios por cada 100.000 habitantes.

Aquí no hay ningún misterio: la diferencia se explica por el número de rastreadores, el apoyo hospitalario, la reapertura de negocios sensibles y los ensayos.

READ  Dowcourt Bay: Fui a la galardonada Essex Beach para ver si estaba a la altura de su "valiosa" reputación.

En los últimos meses, Isabel Dias Ayuzo, líder de la comunidad de Madrid y miembro del Partido Popular Conservador que ha gobernado la región durante 25 años, ha prometido observadores, refuerzos de salud y profesores de escuela tanto si llega tarde como si no. Todas. Además de las tensiones con el gobierno federal, las recomendaciones de los expertos han estado sujetas al oportunismo político, con acciones demasiado tardías para ser implementadas, y se ha culpado a la característica de la clase dominante española de evasión de responsabilidades.

La política española requerirá profundas reformas para transformar la clase media, que debe comenzar por la educación, y sus beneficios en el cultivo de una nueva generación de líderes no aparecerán en muchos años. Pero nada nos ha detenido desde el principio con medidas concretas para reducir nuestro declive político.

Es importante para España reformar la ley electoral para que los votantes puedan elegir directamente a sus representantes, reconsiderar el sistema regional que provocó la descoordinación entre las regiones y fortalecer la independencia de las instituciones estatales, políticos partidos políticos llenos de políticos.

Nada de esto es necesario si los líderes españoles no rinden cuentas en el referéndum.

No debemos olvidar a los responsables del catastrófico manejo de la infección por el virus corona en las próximas elecciones.

David Jiménez, periodista, más recientemente, es el director de L Director. Este artículo fue traducido por Erin Goodman del español.