Gente de la Safor

Bienvenidos a Spain News Today.

España desestima las críticas al lento gasto de los fondos de recuperación de la UE

España ha hecho caso omiso de las preocupaciones corporativas sobre su gestión de miles de millones de euros en fondos de recuperación de la UE, insistiendo en que ha alcanzado la «velocidad máxima» en el desarrollo de planes de inversión y cumplirá con estrictos criterios de auditoría para asegurar el próximo lote de fondos.

El país fue el primer país en recibir un lote de fondos de la UE para recuperarse de la pandemia el año pasado y debe recibir una suma de dinero. Total 140 mil millones de eurosconvirtiéndolo en el segundo mayor receptor de masa después de Italia. Pero la experiencia de España ha sido difícil, lo que pone de relieve la enorme tarea a la que se enfrentan los países para gestionar el programa de 800.000 millones de euros, cuyo objetivo es reparar los daños causados ​​por el virus Covid-19 y hacer que las economías sean más ecológicas.

En las últimas semanas, el gobierno liderado por los socialistas de España se ha enfrentado a socios comerciales insatisfechos, incluido Volkswagen, un aliado en proyectos de automóviles eléctricos, y preguntas sobre el ritmo y la transparencia de la distribución de dinero.

Pero Nadia Calvino, viceprimera ministra y ministra de Economía de España, insistió en que sus planes iban por buen camino y desestimó las quejas de que el dinero se gastaba con demasiada lentitud.

«Nos hemos puesto manos a la obra. Hay convocatorias y concursos de proyectos que abre el sector público a un ritmo de unos 2.000 millones de euros al mes». Los próximos años».

El llamado dinero de la UE de próxima generación, que consiste en alrededor de 70.000 millones de euros en subvenciones no reembolsables y 70.000 millones de euros en préstamos a España, se dirige a proyectos que van desde paneles solares residenciales hasta tiendas en línea para pequeñas empresas.

READ  Virgin Music Spain firma un acuerdo estratégico con una nueva marca del ex presidente de Warner Music Iberia, Charlie Sánchez

La Comisión Europea dijo: «La implementación del plan español está actualmente en línea con el cronograma acordado descrito en [decision] Aprobación de planos.

Pero algunos ejecutivos acusan a España de enturbiar el panorama con sus números, argumentando que la frecuencia con la que abre ofertas para licitaciones de proyectos -la métrica que ha destacado el ministro- no es la mejor medida del desempeño o impacto económico.

Nadia Calvino, segunda desde la izquierda, con otros ministros de Luxemburgo, Estonia y Finlandia en una reunión de ministros de Finanzas europeos en Bruselas esta semana © Olivier Hoslet / EPA-EFE / Shutterstock

En cambio, Círculo de Empresarios, uno de los grupos de presión comerciales más grandes de España, destaca los pagos reales a los gobiernos regionales y locales y las empresas que gastarán el dinero en proyectos aprobados.

Esta medida pone de manifiesto que solo el 22,3 por ciento de los 28.400 millones de euros en subvenciones de la UE que España presupuestó para este año se habían pagado a finales de septiembre, según datos de la Interventora General de la Administración del Estado.

“El sentimiento general en el sector privado es que estamos viendo una mala gestión”, dijo Manuel Pérez Sala Guzalo, presidente del Círculo de Empresarios y socio gerente de la firma de capital de riesgo Grupo Perseo. “Todo se retrasa, hay mucha burocracia, hay poca claridad”.

El mes pasado, el funcionario del Ministerio de Hacienda que dirige el programa de fondos de recuperación, Rossio Frutos, dejó su cargo por «razones personales».

Para resaltar un cuello de botella, otro funcionario del ministerio que administra parte del dinero dijo: «No tenemos suficientes personas con experiencia en el manejo del dinero».

Rodrigo Ogia, socio codirector del bufete de abogados Baker McKenzie en España, dijo que Madrid debería haber externalizado el manejo de las solicitudes de financiamiento al sector privado. «El gobierno central tiene que poner una gran cantidad de dinero en un corto período de tiempo y no tiene la capacidad operativa para hacerlo», dijo.

El gobierno también se ha visto sacudido por la incertidumbre sobre uno de sus proyectos de alto perfil: una iniciativa liderada por Seat, propiedad de Volkswagen, para construir una nueva planta de baterías para automóviles en Valencia y modernizar dos plantas existentes para fabricar autos eléctricos.

La semana pasada, el consejero delegado de Seat, Wayne Griffiths, dijo que los fondos públicos ofrecidos «no eran suficientes», incluso después de que el Gobierno aumentara la cantidad hasta los 397 millones de euros en subvenciones y préstamos. Dijo que la compañía está «buscando soluciones» para garantizar que el proyecto continúe.

Calvino se negó a comentar sobre la empresa, pero dijo que «afirmaría firmemente el compromiso del gobierno español de seguir el ritmo y apoyar la inversión necesaria» en la tecnología.

España ya ha recibido 31.000 millones de euros en subvenciones del fondo de recuperación adeudadas por Bruselas. Los países obtienen el dinero completando una serie de reformas estructurales, como la nueva ley laboral española aprobada a principios de este año.

Calvino dijo que estaba «finalizando los detalles» de la solicitud de España para el próximo tramo de 6.000 millones de euros.

Una condición estuvo en el punto de mira: la necesidad de España de terminar de crear un nuevo sistema de auditoría para monitorear objetivos y pagos.

Monica Holmeyer, presidenta conservadora del Comité de Control Presupuestario del Parlamento Europeo, criticó tanto a España como a la Comisión Europea por su ambigüedad. «Lo que estamos preguntando es, ¿a dónde fue realmente el dinero? ¿En qué medidas gastó España el dinero?», dijo en una audiencia el mes pasado.

Calvino dijo que España estaba comprometida en un «trabajo muy intenso» con la Comisión para garantizar que tuviera controles financieros que cumplieran con los más altos estándares.

«La comisión es muy exigente, como debe ser», dijo. «Cualquiera que sea el país con el que hables, te dirán lo mismo. Esto no es específico de España».