Gente de la Safor

Bienvenidos a Spain News Today.

Atlantia acordó vender su brazo de carretera por 9.300 millones de euros

Atlantia, el grupo de infraestructura italiano controlado por la familia Benetton, acordó vender su brazo de autopistas por 9.300 millones de euros, poniendo fin a una disputa de tres años con el gobierno italiano.

El grupo de inversores que compró Autostrade per l’Italia (Aspi) estaba liderado por Cassa Depositi e Prestiti (CDP), controlada por el estado, e incluía a Blackstone de Estados Unidos y Macquarie de Australia.

Atlantia dijo que su directorio aceptó una oferta vinculante en un comunicado el jueves, en el que su participación del 88 por ciento se compró a través de un nuevo vehículo de inversión propiedad de los dos grupos.

CDP poseerá el 51 por ciento del nuevo automóvil y ambos fondos poseerán una participación del 24,5 por ciento. El acuerdo de compra de acciones está programado para firmarse el viernes.

Baja el telón de la disputa que ha enfrentado a Roma con los accionistas de Atlantia, incluida la familia Benetton y el fondo de cobertura con sede en Reino Unido TCI, después de que el colapso de un puente en Génova mató a 43 personas en 2018.

El verano pasado, Atlantia acordó ceder el control de las obras de la autopista de peaje a la italiana CDP, pero los principales desacuerdos sobre la valoración de los activos y los términos de la concesión para operar la infraestructura descarrilaron el plan varias veces.

En julio, el fundador de TCI, Chris Hoon, presentó una queja ante la Comisión Europea alegando que el gobierno italiano estaba tratando ilegalmente de obligar a Atlantia a renunciar a su unidad de carreteras.

Atlantia ha estado en desacuerdo con el gobierno por su lucrativa concesión para operar la mayoría de las carreteras de peaje en el país desde el desastre del puente.

READ  España mantiene conversaciones con la unidad GFG Alliance Aluminium por problemas de solvencia

Varios ex ejecutivos de Atlantia y Aspe están bajo investigación por el fatal colapso. Según los fiscales de Génova, el puente se derrumbó debido a la falta de mantenimiento por parte de su operador.

Hace tres años, Five Star Movement, el mayor socio de alianza de Italia, se comprometió a cancelar la concesión de Atlantia para operar autopistas de peaje como una forma de castigar al grupo y sus accionistas.

Esta opción nunca se adoptó porque le habría costado al Estado italiano miles de millones de dólares en compensación según los términos del acuerdo firmado en 2008.

La decisión de vender el activo a CDP, Blackstone y Macquarie fue aprobada por la mayoría de los accionistas de Atlantia, incluida TCI, el mes pasado.

Asesores de representación como Institutional Shareholder Services y Glass Lewis también apoyaron la venta. Mientras tanto, la oferta más lucrativa de España de ACS, informada por primera vez por el Financial Times en abril, no se materializó.

Según las personas involucradas en las negociaciones, los inversionistas decidieron apoyar la venta luego de que el gobierno italiano modificara los términos de la concesión para la operación de las autopistas.

El negocio será menos rentable para los accionistas en el futuro, según funcionarios italianos. Esto significa que la valoración de los activos ha disminuido inevitablemente.

CDP, Blackstone y Macquarie declinaron hacer comentarios.

Se espera que el acuerdo se complete a finales de año, según Atlantia.