Gente de la Safor

Bienvenidos a Spain News Today.

7 trabajadores electorales asesinados por una mina terrestre mientras Níger vota en las elecciones presidenciales | La Voz de America

NIAMI – Siete trabajadores electorales murieron durante las elecciones presidenciales de Níger el domingo cuando su vehículo fue alcanzado por una mina terrestre y un funcionario local se casó un día, lo que llevó a la primera transición democrática al poder del país.

El país de África occidental sigue siendo atacado por militantes islamistas y ha reforzado la seguridad para asegurar el referéndum, en el que el candidato del partido gobernante Mohammed Fazlum se enfrenta al ex presidente Mahamane Usman.

Haruna Mounkaila, vicepresidente de la sucursal local de CENI, dijo que un vehículo propiedad de la Comisión Electoral (CENI) y que transportaba a los trabajadores electorales a sus centros de votación chocó contra una mina en la comunidad rural de Dargol en el suroeste.

“Salieron para dejar las urnas y los miembros de la mesa de votación”, dijo Keela a Reuters, y tres trabajadores resultaron gravemente heridos.

Targol, a 80 km (50 millas) de la frontera con Mali, es el centro de la actividad militante. Al menos 100 civiles murieron en un ataque a dos aldeas cercanas a la frontera en enero, el peor incidente de los últimos tiempos.

La doble crisis de seguridad de Níger, una con su frontera occidental con Mali y Burkina Faso, donde operan militantes vinculados a Al Qaeda y el Estado Islámico, y la otra en la frontera sureste con Nigeria, donde Boko Haram está activo, fueron cuestiones de propaganda.

Continuidad para el cambio y el cambio

En la primera vuelta, celebrada el 27 de diciembre, el ex candidato a canciller del Interior y de Relaciones Exteriores Pasum obtuvo el 39,3% de los votos y Usman el 17% de los votos. Pasum luego ganó la aprobación de los finalistas en tercer y cuarto lugar en la primera ronda.

READ  Así se jugará la octava final

En la capital, Niamey, la votación pareció transcurrir sin problemas. Después de registrar su voto, el presidente Mohamed Isobo, quien se retira después de una pausa de dos cinco años, elogió la naturaleza histórica de las elecciones en un país que ha visto cuatro conspiraciones desde la independencia de Francia en 1960.

Pasum, por su parte, dio esperanzas.

“Creo que la suerte está de mi lado, pero tengo muchas razones para creer que realmente lo está”, dijo.

El candidato presidencial de Níger, Mohamed Pasum (c), se prepara para emitir su voto en un colegio electoral en Niamey el 21 de febrero de 2021.

Basum, de 61 años, ha prometido seguir las políticas de Isfo para desmantelar a los militantes de Al Qaeda y el Estado Islámico y reestructurar la economía.

Usman, de 71 años, fue el primer presidente elegido democráticamente en Níger y fue derrocado en un golpe militar de 1996. Aprobado por una docena de partidos más pequeños y candidatos de primera ronda, se ha comprometido a generar cambios y combatir la corrupción.

“Votar tiene que ver con la continuidad y el cambio”, dijo Mahmoud Haruna, de 30 años, quien se negó a decir cómo votó.

Níger, uno de los países más pobres del mundo, ha luchado contra la sequía, las inundaciones, el virus de la corona y los bajos precios de su principal exportación, el uranio.

Usman rechazó la sabiduría habitual de que la primera vuelta del candidato del partido gobernante se debió a un fraude de margen, sin aportar pruebas, y que Pasum era el más favorecido.

“Me temo que será difícil manejar la situación si los ciudadanos vuelven a ver el fraude”, dijo después de la votación del domingo.