Lunes, 25 de septiembre de 2017
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 29 de julio de 2016
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

Paco Pajares: “No estamos locos. Sólo queremos que se cumplan las leyes y ordenanzas”

Presidente de la Asociación de Vecinos por la Convivencia de la Playa de Gandia

[Img #31914]-A mediados de verano, ¿Cómo definiría la situación actual de la playa de Gandia respecto al tema del ruido y vandalismo?
-El ruido y el vandalismo sigue en aumento. Fuera de Gandia, la visión que se tiene nuestra playa es como si fuese Magaluz, para la gente joven. Solo basta bajar a la playa para verlo. Creo que en estos momentos la proporción es un 60 ó 70% jóvenes y el 30 ó 40% es turismo familiar. Esa es una realidad.

Es cierto que hay una consciencia desde el gobierno municipal de atajarlo, eso está clarísimo. Pero, los medios y los recursos para hacerlo no llegan. Creo que la enfermedad avanza más deprisa que la cura. Esto es un fuego que se trata de apagar con un camión de bomberos, pero se necesitan cuatro.
Entonces o se pone remedio a la enfermedad o también, se nos quemará el bosque.

 

-Pese a esto, hay un hecho según la información que nos llega, es que cada fin de semana se ponen más sanciones que nunca.
-Esta es la parte positiva. Se ve que se actúa. Pero si hay muchas denuncias es que hay mucho mal.
En teoría, si se ponen muchas multas es que existe un problema. Y además, un problema que sigue creciendo.

 

-Concretamente, el problema sigue ¿siendo el mismo?
-Claro, el cambio de modelo turístico de unos años para acá. Estamos hablando de 7 u 8 años atrás. Hemos pasado de ser una playa familiar a una playa de una media de 16 y 32 años. Chavales que se meten en un apartamento doblando su capacidad de hospedaje. Crean problemas de ruidos y vandalismo en la comunidad de vecinos y el gasto que hacen es mínimo. Van a las grandes superficies, cargan bebidas y algo de comida. Del poco dinero que traen, el resto se va a las discotecas y a los pubs.

 

-El tema lo focalizaría en los pubs o discotecas o lo que pasan luego, cuando ya salen.
-Ni el dueño del pub o de la discoteca tienen la culpa, siempre y cuando ellos cumplan las leyes u ordenanzas. El problema se genera fuera. Bueno, ahora si hay problemas en las calles y hay zonas concretas donde se pueden aprovechar como ocio, los alejemos de las zonas residenciales.

Lo claro es que no cambiaremos nuestra forma latina de ser, hablamos alto y gritamos. Pero, así como se sacaron los talleres mecánicos o fábricas de la ciudad, tendría que hacerse un PAI del ocio que aleje el ruido de la zona de descanso.

 

-El PAI del ocio es el que está del otro lado de la carretera y todo sigue igual.
-Sí, hablamos con el Ayuntamiento y todo está paralizado. No hay presupuestos. Es una buena idea que en estos momentos no se quiere o no se puede desarrollar.

El PAI debe hacerse bien y tomarse el tiempo necesario. Tenemos un Campus en Gandia donde se imparte la mejor formación para tratar el ruido. Pues, cuando se haga el PAI que se cuente con todo lo último, las mejores mediciones para no encontrarnos con los mismos problemas.


-¿Es importante entonces concentrar?
-Lo mismo que se hace con un polígono industrial, es importante concentrar, pero teniendo en cuenta ciertas barreras acústicas para que el sonido no traspase a las zonas residenciales.

Yo he trabajado en Madrid, he visto conciertos en el Bernabeu o en el Calderón y no sale el sonido. Están preparados para que el sonido no se escape. 

 

-Uno de los puntos de toques este año, ha sido el tema del San San. Donde vuestra asociación ha acabado denunciando a la fiscalía a los organizadores y al organismo que lo autorizó, la OCA y al ayuntamiento.
-La denuncia es al promotor por incumplir todo lo que marca la ley para realizar este festival y al organismo por no controlar todos los puntos necesarios para dar el permiso.

 

-La OCA ¿qué es exactamente?
-Es el organismo de contención administrativa. Son entidades privadas que en teoría van, echan un vistazo y dicen si se cumplen todos puntos que marcan la ley.  Es una forma de las entidades públicas de traspasar la responsabilidad a un organismo privado.

 

-Pero ¿también está denunciado el Ayuntamiento?
-Sí por prevaricar, porque sabiendo todo lo que se iba a producir lo saca del Wonderwall y se lo lleva a otro sitio donde no moleste. Obviamente, y por sentido común, si en el Wonder estaba mal, en Falkata se volverían a repetir las irregularidades. Si en el primero molesta a cinco personas, en el otro emplazamiento molestaría a quince.


-Han tenido reuniones en la junta de distrito y han explicado el tema, ¿no?
-Siempre hemos solicitado que se nos informara y no se nos decía la verdad. En la reunión del 1 de marzo, se nos dice que ya se tiene hecha la solicitud para que se celebre el evento y no es cierto, el organizador la presenta el 4 de marzo.


-Pero el Ayuntamiento dice que se traslada a Falkata porque allí se cumplen todas las medidas.
-A nosotros no nos gusta presentar denuncias. El promotor es una entidad privada con ánimo de lucro y son las leyes la que establecen que cumplan con todo lo que marca la ley. El ayuntamiento dice que no quiere líos y acata lo de la OCA. Bien, está todo legalizado, y lo autoriza.

Yo he visto en diciembre un correo electrónico donde se dice que a este señor se le autorizaría el San San. Por lo tanto creo que los ciudadanos merecemos un mejor trato y sobretodo la verdad.

 

-La relación entonces con el Ayuntamiento ¿no es buena?
-No, al contrario, es muy buena. Tenemos acceso directo a la concejala de Seguridad Ciudadana, al Jefe de la Policía Local, a Alícia Izquierdo... pero no nos entendemos con la alcaldesa, quien nos llama radicales, eso nos sienta fatal, porque sólo queremos que se cumplan las leyes.

Nosotros siempre insistimos e insistimos, pero de ‘motus propio’ el Ayuntamiento nunca salió la iniciativa de solucionar el problema. Cuando presentamos la denuncia, Vicent Mascarell nos dijo que ahí se terminaba la relación, que ya no nos apoyarían y que éramos lo peor. Es de risa, con Torró éramos unos rojos disfrazados y ahora con la gente de izquierda, somos unos ‘torroneros’.

 

-¿No lo entienden?
-Nosotros teníamos muchas esperanzas puestas en este gobierno. Pero de transparencia, la justita o ninguna, tibieza, toda.

Cuando vamos a reuniones enseñamos las ordenanzas que ellos han aprobado. En 2012, con Torró se aprobó una que dice que no se pueden tener terrazas en los pubs y fue aprobada por unanimidad. En el 2009, con Orengo se delimitó que toda la plaza del Castell y adyacentes, no se podían conceder licencias de pubs, bares o terrazas y esto se aprueba por unanimidad. No puede ser que después digan que desconocen estas ordenanzas.

El 8 de julio le solicitamos a Alícia Izquierdo que nos aclare los horarios de las terrazas y estamos a día 25 (día en el que se hace la entrevista) y estamos sin contestación.

 

-El 5 de agosto ¿se hará una asamblea?
-Sí, hemos invitado a Picornell, a Lorena Milvaques, a Nahuel Gonzáles y a Ciro Palmer. Queremos que se nos tenga en cuenta, porqué el Festival de Mare Nostrum de Alboraya, no se autoriza un día antes. Queremos aclarar que no estamos locos, que en otros lugares se tienen en cuenta a asociaciones similares y si no hay infinidad de titulares en la prensa como: el Festival de Burriana, no se hace, el del Arenal, suspendido. La capital catalana lucha contra el modelo del turismo de borrachera, Madrid se suma a mantener la mano dura contra las despedidas de solteros...

 

-¿Esto quiere decir que Gandia no es una excepción?
-Efectivamente, hay más ciudades que tienen estos problemas, pero las autoridades han decidido cortarlo. La tibieza no debe existir.

Hay un edicto del Ayuntamiento del 6 de abril del 2016, que dice que en el Wonderwall no se puede tener actividad y siguen con su actividad. Esto es muy grave.

 

-Desde el punto de vista de la asociación, ¿cuál es el siguiente paso?
-Algunos nos preguntan por qué ahora no hacemos una manifestación. El señor Mascarell nos dijo que prefería una manifestación a una denuncia por fiscalía que ya no se puede parar. Nos han preguntado por qué no hemos realizado un contencioso administrativo. Simplemente porque no tenemos dinero.

 

-La solución, a día de hoy, ¿cuál sería?
-Primero que no se entibie la situación. Queremos que Compromís cumpla con su palabra, con el compromiso de una ordenanza de  alquileres turísticos. Uno de los males viene de ahí, porque si esto se controla podremos parar algo. Si aceptamos que en un apartamento para cuatro se meten doce, es normal que se forme más ruido y vandalismo, más descontrol.
Si se controla bien el alquiler se puede evitar el intrusismo. Porque ante una denuncia la policía puede ver si es un apartamento autorizado o no y actuar.

Otro punto que solicitamos es que se cumplan las ordenanzas.

Hemos dado ideas para reencauzar el turismo de la playa. El 45% del IBI de Gandia lo paga la playa de ahí el 75% lo soporta la vivienda. El 12% es de hostelería y ocio. Creo que se merece un poco de respeto el grupo que sostiene ese 75%. Creo que estamos equivocados al pensar que el turismo de nuestra playa es de pipa y paseo. Un señor que se gasta 600.000 euros en comprarse un apartamento en primera linea no es de pipa y paseo. Hay que evitar que se sigan cerrando restaurantes porque no pueden sobrevivir con el turismo que estamos teniendo.

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas para comentar
Esta opinión es la de los lectores, no la de este medio.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Gente de la Safor
Gente de la Safor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress