Miércoles, 24 de mayo de 2017
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 10 de junio de 2016
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
ENTREVISTA

Diana Morant: “Hemos logrado algunos de los principales objetivos del Gobierno Municipal”


[Img #30713]Tras un año en el gobierno, la Alcaldesa de Gandia define algunas de las cuestiones más polémicas de su mandato como la subida de impuestos, el Plan de Ajuste, sus relaciones con Compromís o con el portavoz de Ciudadanos.

 

-Un año después, ¿como definiría usted este tiempo en el gobierno municipal?
-Pues yo diría que ha sido un año difícil, muy duro, complicado de abordar, donde las urgencias podían llegar a desbordar el día a día del ayuntamiento y desplazar a muchas cosas que también son importantes. En definitiva ha sido un año donde finalmente hemos trabajado y encontrado la solución económica de la ciudad de Gandia, la viabilidad económica para el presente y para el futuro, que era el gran objetivo que teníamos que cubrir en esta legislatura.

 

-Una estabilidad económica, lograda tras el acuerdo con el Ministerio de Hacienda que impuso el severo plan de ajuste que se ha aprobado. ¿Usted cree que los ciudadanos comprenderán el esfuerzo que tiene que hacer a través del pago de mayores impuestos y tasas?
-Hemos intentado transmitir la realidad, con mucho esmero. Para ello hemos actuado con total transparencia para explicarle a la gente el contexto en el que nos movíamos. Estamos hablando de una deuda bancaria de 250 millones y de más de 75 millones de euros de deuda a proveedores y todo eso, que son números, tenían que salir con otros números que han significado un aumento de los ingresos y un encorsetamiento del nivel de gasto y por tanto, sí que sabemos que el esfuerzo colectivo va a ser difícil, sabemos que todo eso nos va a suponer un desgaste político.
A ningún político le gusta subir impuestos y recortar servicios, pero había que hacerlo porque era nuestro compromiso. No pensamos en votos, sino en resolver los problemas de Gandia. La gente nos pedía cambio, y lo hemos hecho, con un gobierno transparente, responsable y sensato. Y eso, pensamos que a la larga tendrá su recompensa.

 

-¿Y en el caso de los colectivos sociales, deportivos, culturales que se van a ver con ingresos disminuidos a raíz del recorte de las subvenciones, habéis hablado con todos ellos?
-Hemos hablado con todos, porque de hecho, por ejemplo, cuando yo digo que la situación nos desbordaba, hubo que hablar con todos los proveedores a los que se debía dinero, había que hablar con las entidades bancarias para restablecer la relación de respeto y fórmulas de pago. También hemos hablado con las entidades y asociaciones para explicarles las cosas. Aquí se firmaban convenios en enero para hacerse la foto: nosotros entramos en junio y prácticamente todos los convenios estaban por pagar, sobre todo las obligaciones de la empresa pública, donde no había un euro para poder atenderlas.
Lo primero que se pidió a todo el mundo, fue perdón, por parte de una institución que se había comportado mal. Y aquí todos sabemos que si el ayuntamiento estornuda, toda la ciudad se resfría. Aquí, el ayuntamiento estaba enfermo y esa enfermedad se la había transmitido a toda la ciudad.
Nos hemos sentado con todos los colectivos, porque ellos lo que pedían y piden es conocer la verdad, tener certezas y no tener que esta continuamente llamando a la puerta del ayuntamiento para pedir y exigir lo que no se le ha cumplido.


Nuestro primer compromiso era pagar todo lo que se les debía, y eso es lo que estamos haciendo. El segundo compromiso era entrar en la realidad de las cosas y acordar con los colectivos cuáles eran las verdaderas necesidades, y lo que no era así, se ha quedado fuera.


Pero bueno, la gente ha comprendido porque sabe cuál es la situación, y han comprendido que no había más solución que ajustarse a la realidad.

 

 

-Pero los colectivos dependen en buen grado de las arcas municipales...

-Nosotros, lo que hemos hecho ha sido dejar fuera todo aquello que no se podía asumir por superfluo, como los grandes saraos, las fiestas, la grandilocuencia, esas grandes obras, la política del espectáculo y la fascinación.

 

Después había que establecer prioridades y que son, desde luego, entender las necesidades básicas de los ciudadanos, porque si no se ayuda a la gente que más lo necesita desde la administración, no tendrán otra ayuda.

 

Aquí estamos hablando de que los niños tengan libros de texto para ir al colegio, de que los niños en verano tengan algo que llevarse a la boca, de que las familias tengan un techo a pesar de que tengan problemas hipotecarios...

 

Todas esas prioridades han marcado el presupuesto municipal. Y después están las cuestiones estratégicas para la ciudad, porque Gandia no puede parar.

 

Por ejemplo, el presupuesto de este año en turismo se aumenta en un 40%, porque esta ciudad necesita seguir creando oportunidades, ya que al final el dinero del turismo se reparte en toda la ciudad. Y, una vez establecido esto, si hemos decidido que el deporte para los niños es un elemento básico, lo que hacemos es repartir el dinero de manera igualitaria.

 

Se acabó con los favoritismos, se acabó con que un deporte tenga más dinero que otro o que un club tenga más subvención que otro. Todo eso se ha acabado.

 

Por tanto, dentro, lo imprescindible y fuera todo aquello que es prescindible, y tratar a todo el mundo por igual.

 

 

-Y el entendimiento con sus socios de gobierno, ¿cómo va?
-Muy bien. De hecho no podríamos haber llegado al punto en el que estamos sin un entendimiento completo dentro del gobierno, y me atrevería a decir que también por fuera del gobierno, porque hay que recordar que hemos sido apoyados constantemente por Ciudadanos, que está fuera del gobierno.


 
Todos recordamos el día de la investidura el año pasado, con esa asociación de partidos que acabaron votando una investidura común, fue en un primer momento complicada, también porque la urgencia del momento así nos lo imponía. Tengo un buen equipo en mi grupo, que elegí yo, pero también debo reconocer la solidez del equipo humano de Més Gandia, que ha asumido sus compromisos con la ciudad, hemos compartido los problemas y también las soluciones.

 

 

-Ya, pero de cuando en cuando no me negará usted que salta alguna chispa...
-No son chispas, pero tengo que advertir que hasta dentro de un mismo partido surgen diferencias y eso hace que el proyecto sea rico. De hecho, tengo que decir que en un año de gobierno hemos completado muchos de los objetivos de gobierno y ahora lo que tenemos es que sentarnos para dibujar nuevos objetivos, una vez superada esta etapa tan difícil, al menos en el diseño de las medidas que nos aclararan la situación para los próximos años. Porque un gobierno no puede parar de ambicionar nuevos objetivos.

 

Lo bueno de la realidad política que se vive ahora en Gandia, es que tanto en esta ciudad como en el Consell de la Generalitat, como en el próximo gobierno del Estado, cuando lo tengamos tras las elecciones, es que hay que consensuar. Porque de ese modo se representa mejor a la gente de la calle. Uno no puede pensar que toda la gente piensa como uno, porque se estará equivocando.

 

 

-Y qué se hace cuando en el presupuesto se observa que no hay casi inversiones para conseguir esos objetivos?
-El problema está en que nos habíamos habituado a creer en las grandes obras, con grandes volúmenes de dinero puestos en ellas.

 

Deberemos habituarnos a que las pequeñas obras, la micro política, también es hacer ciudad y mejorar, sobre todo, lo que hay que hacer es una gestión honrada.

 

Porque aquí no había confianza por parte de otros organismos, ni de las universidades ni de las entidades bancarias, ni de empresas locales y eso es lo que estamos recuperando ahora, que no es poco.

 

Ahora, por ejemplo, hemos logrado que Telefónica implante la fibra óptica en toda Gandia, que no había llegado hasta que se restableció una relación de respeto entre la empresa y el ayuntamiento. Pues van a hacer una inversión de nada más y nada menos que de cinco millones de euros, y van a convertir a esta ciudad en un centro preparado para acoger nuevas empresas y dar facilidades a las ya existentes para mejorar su tecnología. Esto es crear oportunidades.

 

A Gandia no lo ha costado un duro, simplemente ha sido poner las cosas en su lugar en una relación que no debió haberse quebrado nunca.

 

 

-¿Era necesario judicializar tantos y tantos temas como se ha dado a lo largo de este año?

-Yo siempre he dicho que una de las responsabilidades que tenemos los gobiernos es reparar el daño hecho. Y por ejemplo, digo que si puedo revertir una operación dudosa como la compra de las boleras en la playa, donde el ayuntamiento tiene que pagar más de seis millones de euros y además, estoy convencida de que lo que se buscaba con ese “negocio” desde luego no era el interés general, estoy obligada a hacer cuanto esté en mi mano para impedir que la ciudad tenga que pagar ese cantidad. Y, desde luego, lo llevo donde lo tenga que llevar para impedir ese perjuicio económico.


El objetivo no es perseguir a nadie. De lo que se trata, es de ser muy firmes. Esa como otras operaciones, parecen más una partida de Monopoly y tenían aparentemente un componente de “compro y vendo” más que el bienestar de los ciudadanos. Si el ayuntamiento se puede ahorrar todos esos millones de euros que fueron a parar a bolsillos equivocados, lo haremos.

 

 

Ciudadanos
-Y en todo este tránsito usted se siente acompañada por Ciudadanos Gandia? Porque por ejemplo no ha aprobado la reprobación de Torró en el caso de un funcionario.
-Yo me siento muy acompañada por Ciudadanos. En todo caso he decir que el vínculo entre el gobierno y Ciro Palmer es, por nuestra parte, un vínculo de lealtad, sin olvidar que fue la formación que hizo posible la llegada de este gobierno a la ciudad de Gandia.

 

Hay decisiones que le parecerán correctas y otras que no apoyará, porque está en todo su derecho de hacerlo. Es que no hay otra relación basada ni en coacciones, ni presiones, ni de favoritismos, ni nada de eso. Ciudadanos está respondiendo con una altura política encomiable y no tengo queja al respecto.

 

 

-Sin embargo el portavoz de C’s Ciro Palmer ha dicho que el PSOE propició una operación para quitarlo de su puesto.
-Yo creo que con el tiempo y la distancia está convencido de que eso no ha sido así. Hay que tener en cuenta que en política, como en muchas otras cosas de la vida, también hay emociones. Cuando uno se siente dolido o traicionado, cuando te falla el equipo, o la gente que tienes alrededor, uno puede llegar a trasladar esas emociones, mucho más allá de lo que son las evidencias.

 

Yo siempre le he dicho a Palmer, que el PSOE no tiene ningún interés en participar o intervenir en la vida interna de Ciudadanos y que nuestra conducta será siempre la de la lealtad.

 

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas para comentar
Esta opinión es la de los lectores, no la de este medio.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Gente de la Safor
Gente de la Safor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress