Miércoles, 24 de mayo de 2017
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 3 de junio de 2016
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
ENTREVISTA

“Me daba miedo ser Fallera Mayor”

Maragda Escrivà Noguera tiene 21 años. Estudia en la Universidad Politécnica de Valencia en el Campus de Alcoi, en segundo año de Ingeniería de Diseño Industrial y Desarrollo de Producto

[Img #30468][Img #30469]-Después de unos días que ya tu nombre se ha hecho oficial, ¿nos cuentas qué sensaciones tienes?
-Era algo que me hacía mucha ilusión, pero no sé si podría decir que me lo esperaba. Es cierto que se hablaba un poco de broma entre la gente que conozco, y al final fue verdad. Pero no por un poco esperado ha dejado de ser una alegría.

 

-Tú que estás en una familia tan fallera, no me negarás que te hacía mucha ilusión...
-Es verdad, yo decía qué bonito, vivir eso debe ser fantástico. Pero, por otro lado, me daba mucha vergüenza enfrentarme al público. Soy muy abierta, pero cuando pensaba por ejemplo en la crida (pone cara de susto).

 

-La verdad es que ese acto justamente impone a todas las falleras mayores…
-Por eso, me gustaba la posibilidad de ser Fallera Mayor, pero a la vez me daba miedo.

 

-El año pasado durante tu reinado en la Falla República Argentina, ¿ya se hablaba o intuía algo?
-Así es. En la cabalgata del año pasado ya había gente que me preguntaba si sería la próxima fallera mayor. Y yo lo negaba. Pero, el rumor siguió creciendo mucho antes de que Telmo hablase con mi madre.

 

-¿Cuál es el momento exacto en el que te enteras y te lo piden?
-El domingo por la noche, se suponía que venían unos amigos a cenar a casa y mi peluquero me había dicho que tenía una sesión de fotos el lunes por la mañana, entonces decidí irme el lunes a clases de la Universidad, en vez del domingo. Yo esperaba a los amigos de mi madre y en su lugar apareció Telmo, con Santi y Óscar. Entonces al verlos ya confirmé los rumores.

 

 


Sus gustos
-¿Qué tipo de música te gusta?
-La verdad es que no tengo un estilo de música concreto. Me gusta todo. Uno de los grupos que últimamente sigo bastante, es “La Raíz”.

 

-Te gusta el cine...
-Siempre que puedo me escapo al cine. Me encanta. Es mi modo de desconexión.

 

-¿Y qué tipo de películas?
-Menos la de miedo, todas. Como dice mi novio, pagar para sufrir no es bueno. Si tuviese que decantarme, diría que más las románticas.

 

-¿Alguna que te haya marcado?
-“El diario de Noa”, mi abuelita tenía Alzheimer y me recuerda mucho a ella.

 

-¿Te imaginas si estuviese tu abuelito, cómo te seguiría con la cámara durante este año? (Los ojos se le llenan de lágrimas y no puede contestar?

 

-Y en la tele, ¿ves algo?
-No veo nada. Alguna serie pero por internet.

 

 


El futuro
-¿Te agrada viajar?
-Me encanta viajar. Es algo que todos tendríamos que hacer para poder conocer diferentes culturas. Para mí, es una manera de vivir. Si no viajas. no conoces otras maneras de afrontar la vida.

 

-Y ¿has planeado irte de Erasmus, a ti que te gusta tanto conocer otras formas de vida?
-En un principio, sí. El año que viene después del reinado quiero irme a Milán para hacer el cuarto año de Erasmus, pero aún el destino no está claro. Pero sí está decidido que ese año me gustaría hacerlo fuera y después, si me gusta la experiencia, hacer el máster fuera.

 

 


La familia
-En la familia, ¿cómo lo están viviendo?
-Están todos supercontentos. Mi hermana, Macarena aún no se lo cree y lo está disfrutando un montón. Mi hermano David, es menos fallero, pero también está feliz. Y mi madre ni te cuento.

 

-Y tú sobrina, con la que compartiste reinado el año pasado en tu comisión, ¿qué dice?
-Ella está en una nube, le ha hecho ‘mogollón’ de ilusión. Su tía, ¡¡¡la Fallera Mayor!!! Creo que lo está disfrutando tanto como yo.

 

-¿Tienes novio?
-Sí, desde hace cuatro años y medio. Él también es fallero, fue el acompañante de Alba García Lorente cuando fue Reina y después cuando fue FMI. Ahora, como es músico, no es fallero de cuota, pero le gustan las fallas. Toca en la falla Màrtirs.  

 

 

Las fallas
-En tu comisión ¿cómo lo viven?
-Desde Laura Barber Guerola que fue FMI en 2008 no hemos tenido ninguna representante por lo que todos están muy contentos. Muchos me dicen ahora que me lo tenía muy callado y la verdad es que no sabía nada. Todos me han dado su apoyo y sé que cuando los necesite, ahí estarán.

 

-De la Corte, ¿sabes algo?
-Sé tres o cuatro nombres. Conozco a Alba, que es de Roís de Corella, a Sara del Prado y a Eva de Corea. Con Marta Alfaro he hablado por teléfono y las demás aún no lo sé. Espero que pueda venir mi prima conmigo porque me gustaría compartir con ella este reinado. Ella es del Raval y se ha presentado para plazas vacantes, pero no sé cómo estará.

 

-Si tu madre todos los años diseña el manto de la Virgen, me imagino el significado que puede tener este año para las dos.


-Mi madre disfrutará todo en general. Hoy me lo estaba diciendo, es tan real todo. Porque al principio te lo piden y estás en una nube, hasta que pasan los días y vas asumiendo. Creo que hasta está más ilusionada que yo, y mira que eso ya es difícil.

 

-Y tu hermana, ¿no tiene un gusanillo…?
-No, la verdad es que no. Ella fue la primera que me animó y dijo quiero que seas.

 

-Ya has tenido un acto oficial, al ir a presentarte a la alcaldesa de Gandia, ¿cómo ha sido?
-Bien, con un poco de vergüenza. Quisimos salir al balcón de su despacho donde haremos la crida y si bien la plaza estaba vacía, imponía.

 

-De los actos, qué más esperas en tu reinado, ¿cuál intuyes que puede ser el más importante?
-Pues, creo que la “demanà” será un momento bastante bonito. Y, también creo que la presentación, porque no es lo mismo la de tu falla que la de una fallera mayor.

 

-De actos falleros, cuando has sido fallera de base, ¿cuál te gustaba más?
-Todos. Pero creo que el año pasado fue la entrega de premios. Nuestra falla es pequeña y Jesús, el marido de mi madre, durante ocho meses estuvo preparando la calle, en un taller, el solo. Fue un regalo increíble, lo hizo para que yo pudiese conseguir el premio. Era algo muy especial y cuando nos dieron el segundo premio lo viví con tanta alegría, lloré de emoción. Fue un momento único.
También la cremà, fue especial. Era como… ‘ya se acabó el año’.

 

-Pero ves, no se acababa, mira lo que el destino te tenía preparado…
-Sí, sí.

 

-¿Conocías a Marta?
-La había visto alguna vez, porque yo iba a clases particulares con su padre hace como tres años, pero nunca habíamos hablado. Y ahora que la conozco, superbien. Estoy muy contenta.

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas para comentar
Esta opinión es la de los lectores, no la de este medio.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Gente de la Safor
Gente de la Safor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress