Jueves, 23 de marzo de 2017
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Juan López - @oseuankenobi
Lunes, 29 de febrero de 2016
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

Subvenciones dudosas

Podríamos pensar que cuando una administración externaliza un servicio público es porque tendrá un menor coste y se dará un mejor servicio a los ciudadanos. Sin embargo, durante la pasada legislatura hemos podido comprobar que en el caso de Gandia no ha sido así.

 

Nada más entrar los populares en el gobierno local cerraron la televisión pública con el pretexto de su elevado coste. Algo sorprendente cuando al poco tiempo se otorgaron subvenciones de varios millones de euros a las televisiones privadas que había en la comarca y se les cedieron cámaras y otro material técnico con la justificación de que no se deteriorara por falta de uso, dotando así a estas televisiones privadas de unos bienes que eran públicos. Además, desde el principio hubo sospechas de que uno de estos medios podría incluso ser propiedad del alcalde Torró por medio de testaferros.

 

Este cierre dejó en la calle a cerca de una treintena de trabajadores de un día para otro. Algo parecido ocurrió con les escoletes. En poco tiempo se despidió a unas 70 personas con la única explicación de que el coste del servicio era muy elevado. Todos estos despidos han sido declarados nulos o improcedentes.

 

Los intentos de la oposición de fiscalizar estos asuntos oscuros se resolvieron con una pantomima de consejo de administración de IPG en la que no se facilitó ninguna información sobre estos contratos y un pleno municipal en el que la mayoría absolutista del Partido Popular zanjó el tema sin más explicaciones.

 

Con el cambio de gobierno se ha empezado a conocer el agujero negro que era la empresa pública de nuestra ciudad y para qué la utilizaron los populares. No será trigo limpio lo que se encuentran a diario los liquidadores de IPG cuando está siendo investigado por los tribunales.

 

¿Qué nuevas nos traerán las subvenciones a Tele 7 de varios millones de euros? ¿Y los créditos irregulares que el Ayuntamiento concedió a la empresa pública, también investigados por la Justicia? Muchos temas oscuros acechan al anterior gobierno del Partido Popular.

 

¿Creen que tal vez fuera este el motivo de intentar acceder al Ayuntamiento y a la empresa pública a altas horas de la madrugada después de perder la alcaldía?

 

En breve nos lo aclarará la justicia.

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas para comentar
Esta opinión es la de los lectores, no la de este medio.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Antonio
Fecha: Miércoles, 27 de abril de 2016 a las 00:09
Sin duda alguna. Han saqueado el dinero de nuestros impuestos y dejado en bancarrota a la ciudad. Lo más curioso es que prácticamente no se ha hecho nada que justifique tanto endeudamiento ¿Dónde habrá ido a parar el dinero?

Gente de la Safor
Gente de la Safor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress